Los Cuban Sox dijeron adiós a temporada 2020 de Grandes Ligas

Por primera vez desde 2008, los Medias Blancas de Chicago avanzaron a los playoffs de Grandes Ligas. Cuatro peloteros cubanos brillaron en la nómina de este equipo que realmente parecía que podría llegar un poco más lejos; pero entró en una racha perdedora que lo llevó al tercer lugar de su división. Luego cedieron en dos partidos consecutivos ante los Atléticos de Oakland, por lo que quedaron eliminados.

Una semana antes de que concluyera el brevísimo calendario regular de la temporada 2020, parecía que los Medias Blancas tenían garantizado el título del Centro; sin embargo, seis fracasos en los últimos siete partidos llevaron al equipo a ser uno de los comodines y visitar el horrible Coliseo de Oakland.

Lucas Giolito logró una joya de pitcheo y puso delante a Chicago; pero Dallas Keuchel no aguantó nada en el segundo partido del playoff y los Atléticos igualaron. En el tercero y decisivo, Luis Robert Moirán llevó la pelota a 487 pies, su jonrón más largo en una temporada en la que lamentablemente no será el novato del año, pero el bullpen de los Medias Blancas no pudo aguantar una ventaja de 3-0 y el equipo terminó cediendo 6-4. Adiós a los playoffs.

Por segunda ocasión en la historia, cuatro cubanos disputaron una postemporada. En 1965, los Mellizos de Minnesota alcanzaron la Serie Mundial con Camilo Pascual, Sandy Valdespino, Tony Oliva y el MVP Zoilo Versalles en la nómina. Ahora fueron Yoan Moncada, Luis Robert, Yasmani Grandal y el líder, José Dariel “Pito” Abreu.

Si los que votan fueran realmente justos, “Pito” Abreu debería ser reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Pero ya sabemos que no lo son. Entonces, quisiera equivocarme, pero aparecerán más métricas que “verán” a José Ramírez por encima de “Pito” o, incluso, son capaces hasta de darle el MVP y Cy Young a Shane Bieber. De cualquier forma, Abreu demostró, una vez más, que ha sido el bateador cubano más completo en las Mayores en las últimas tres décadas.

Luis Robert parecía encaminado al Novato del Año. “La Pantera” avileña tuvo un arranque espectacular, con jonrones, impulsadas, buenos fildeos; pero, luego, cayó en un enorme slump que dejó su línea ofensiva en desventaja con los otros candidatos que optan por el premio. El manager Rick Rentería confió en el cubano y lo mantuvo en la alineación para el playoff. La respuesta del talentosísimo jardinero viajó 487 pies por el jardín central del Coliseo.

Yohan Moncada volvió a decepcionar. Después de un esperanzador 2019, el cienfueguero descendió notablemente su rendimiento. Mientras, Yasmani Grandal, sin llegar a los números que se esperaban, teniendo en cuenta todo lo que le están pagando, dio batazos importantes en el primer y segundo partido del playoff.

Después de seis campañas perdedoras, incluso una con 100 fracasos en 2018, el hecho de llegar a los playoff no fue poca cosa para los Cuban Sox. Pueden aspirar a más en 2021.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: