¿Cómo son los camiones de carrera?

Cuando hablamos de motor enseguida nos viene a la cabeza las motos, las carreras de coches y la Fórmula 1. Sin embargo, existe una clase de carreras que aunque no son tan conocidas por el gran público están comenzando a recibir gran atención no sólo por la gente sino también por los medios, nos referimos a las carreras de camiones, un deporte cada vez más demandado.

¿Cómo es una carrera de camiones?

Una carrera de camiones es un espectáculo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Sin embargo, los amantes del motor estarán encantados con estas carreras donde lo común es la potencia y que llegue a la meta unos vehículos que destaquen por ser pequeños y ligeros, precisamente.

Pero es ahí donde está gran parte del éxito de los camiones. Ver correr a estas moles de hierro a gran velocidad y competir entre sí en las curvas llama toda la atención y despiertan el interés de casi toda la gente que los ve.

No hablamos de piques y adelantamientos rápidos e incisivos como en otros premios y categoría, los camiones son pesados aunque suelan ir sin carga ni parte trasera y se debe correr con inteligencia sobre todo si se quiere ganar.

Una carrera en el circuito de Jarama es un espectáculo que merece la pena y se trata de una experiencia no sólo deportiva sino de ocio y de fiesta. Y es que precisamente este ambiente de fiesta es lo que rodea estos circuitos, premios y carreras donde todo es color.

Una carrera de camiones es perfecta para ir en familia, con amigos o con tu pareja, el ambiente, la experiencia, el desfile de los camiones y el paddock no tienen nada que ver con las careras de coches o de motos.

El ambiente en la grada se vive de forma diferente y existen espectadores que viven por y para este día ataviados con sus sillas, neveras, gorras, guantes e incluso vuvuzuelas para apoyar a su camión favorito.

Acceder al paddock de un gran premio de camiones merece la pena por las actividades que ofrece, desde el propio espectáculo de la carrera que parece que nunca acaba a la posibilidad de conocer estos monstruos sobre ruedas y montar en ellos o al menos conocer la cabina.

Y es que te aseguramos que poco o nada tienen que ver con las cabinas de los camiones comerciales que andan por las carreteras nacionales. Lo mismos sucede con sus conductores ya que esto es un negocio y cada vez más gente vive de este mundo.

Los conductores de camiones están profesionalizados y compiten en diferentes categorías y premios al igual que en la Formula 1.

Por ejemplo, este año en España el circuito de Jarama recibió el pasado mes de julio el Campeonato de España de Camiones que coincidió con el Campeonato RACE de Turismos y que reunió a más de 5.000 personas.

Y no sólo Jarama, Cheste en Valencia celebró el CamionGP de Valencia 2019, o una concentración de camiones decorados o la Feria Nacional del Vehículo Industrial son otras citas que los amantes del motor y de los camiones no se deben perder.

Características de los camiones de carreras

Un camión nada tiene que ver con un coche, ni por el peso, ni por la potencia ni por su agilidad y desplazamiento. Para hacernos una idea de cómo son los camiones de carreras uno de ellos suele pesar en torno a las 5 toneladas y media mientras que uno en movimiento y con carga puede superar hasta 6 veces el peso de uno de carreras y alcanzar hasta las 36 toneladas.

Con respecto a la potencia de estas máquinas, un motor de un camión de carreras puede superar perfectamente los 1.400 CV. La clave es la frenada que alcanzan y las velocidades, ya que pueden pasar de 200 a menos de 50 kilómetros por hora en menos de 0,5 segundos.

Lo curioso es que hablamos de moles que pesan toneladas. Si al peso se le añade la electrónica a la potencia y el acople de elementos como turbos que la aumentan, el resultado es que estos bichos mecánicos pasan de 0 a más de 150 kilómetros por hora en menos de 5 segundos.

Y la carrera no acaba con la llegada a meta del ganador, después suele haber un desfile, una feria, comida, y un espectáculo de sonidos compatibles con los mejores fuegos de artificio al ritmo de las bocinas de los camiones y de los silbatos, trompetas y vuvuzuelas del público.

En definitiva, las carreras de camiones son una nueva forma de entretenimiento para los amantes del motor y los no amantes ya que es un espectáculo que mezcla fiesta y deporte y seguro que te lo pasas bien si lo pruebas.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: