España juega y gana al seguro

El triunfo de la selección española de baloncesto en el Campeonato Mundial, celebrado en China, ha desatado una eufórica celebración entre los seguidores de ese equipo. Desde mucho antes de que arrancara el certamen, no pocos habían hecho sus pronósticos. Los que eligieron a España, por encima de Estados Unidos o Serbia, de seguro ahora están celebrando.

No era un secreto que los dirigidos por Sergio Scariolo estaban entre los tres favoritos al título; pero, en realidad, el Mundial fue un torneo que, desde el primer día, estuvo lleno de sorpresas. Varias publicaciones recogen que, en esas jornadas, se produjo un notable incremento del tráfico online de aficionados en casas de apuestas y casinos legales en España. Esto se explica no solo por el interés que despertó el torneo, sino también por el clima de seguridad que existe en esos espacios, regulados por la ley, por lo que tanto los datos personales como el dinero de los españoles están totalmente seguros.

El mercado del juego online está regulado en España desde junio de 2012. A partir de esa fecha solo quedaron habilitados para realizar actividades de este tipo los operadores con licencia. Estas licencias las otorga la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), que es la entidad encargada de autorizar y supervisar que los operadores cumplan la ley.

Todos los casinos y casas de apuestas con licencia para operar en España deben cumplir diferentes requisitos exigidos por la ley, para así garantizar que el juego sea seguro y transparente. Entre las exigencias de la DGOJ aparece que los casinos online deben incluir en su sitio una sección dedicada al Juego responsable. Allí se comparten consejos sobre cómo evitar la adicción al juego; además, los casinos tienen que utilizar un software que garantice que las secuencias numéricas no sigan un patrón fijo y sean, por tanto, siempre aleatorias. Esto le da seguridad al jugador de que nunca será víctima de trampas.

Un detalle clave incluido en la regulación española del juego online es que las plataformas de los casinos tienen que estar bajo un sistema de encriptación. De esta forma, la información, los datos de los jugadores y las operaciones de depósito o retiro de dinero quedan siempre protegidas. Otro elemento importante es que los casinos online permiten la autoexclusión voluntaria, mediante la cual el propio jugador puede pedir ser sacado de la plataforma, de manera temporal o definitiva y también existe el límite de juego. Esta es una barrera fijada por la propia persona para que cuando haya alcanzado un determinado tiempo o gastado una cantidad de dinero establecida por él, el casino le avise y le impida seguir apostando.

ESPAÑA, DOBLE CAMPEONA MUNDIAL DE BALONCESTO

La selección española fue de menos a más en el Mundial de China. En el grupo C terminó invicta, pero no dejó las mejores sensaciones en las victorias sobre Puerto Rico y, especialmente, contra Irán. En la segunda ronda aumentó la calidad de los rivales, pero también creció el nivel de juego de los ibéricos. La primera señal de que el equipo podía luchar en serio por una medalla fue el éxito sobre Italia, 67-60. Las señales fueron todavía más fuertes tras la victoria sobre la gran favorita del Mundial, Serbia (Estados Unidos presentó un equipo “c” que terminó siendo una enorme decepción) por 81-69.

En cuartos de final, España enfrentó a una de las mayores sorpresas del Mundial: Polonia. Con otra gran actuación de Ricky Rubio (19 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias), los ibéricos ganaron los cuatro cuartos y volvieron a incluirse en la semifinal. Allí los esperaba Australia, una selección que solo extrañó la ausencia de Ben Simmons. Ese puede considerarse el partido más espectacular del Mundial. Patty Mills tuvo la victoria en un tiro libre, pero falló y fue necesario acudir al tiempo extra. En los segundos conclusivos, Marc Gasol recibió una falta y anotó los dos tiros libres que provocaron una nueva prórroga. En esa última parte, los españoles no dejaron lugar a las dudas y consiguieron un formidable triunfo, por 95-88, con Gasol como el máximo anotador, con 33 puntos; mientras Ricky repartió 12 asistencias.

No muchos pronosticaron que España llegaría a la final; pero, de seguro, nadie se atrevió a incluir a Argentina en la disputa por el título. Los sudamericanos no tenían a ningún jugador en activo en la NBA; pero hicieron un extraordinario juego en equipo que les permitió dejar en el camino a favoritos como Serbia y Francia.

En el momento de la verdad, España fue muchísimo más que Argentina y desde el primer cuarto controló el partido. La diferencia de 20 puntos en el marcador final refleja la distancia que hubo entre los dos. Ricky Rubio había declarado que este sería su Mundial y el base cumplió su palabra. Fue elegido como el Jugador Más Valioso y quedó incluido en el quinteto ideal, junto a Gasol, Bogdan Bogdanovic (Serbia), Evan Fournier (Francia) y Luis Scola (Argentina).

Para Gasol este fue un Mundial especial, porque se convirtió en el segundo jugador de la historia en obtener, el mismo año, el título de la NBA y el del Campeonato del Mundo.

España dejó una gratísima impresión en China. Ya tiene el boleto olímpico para Tokio 2020. En esa cita estival, probablemente las grandes estrellas de Estados Unidos que prefirieron hacer cualquier otra cosa antes que jugar por su país en el Mundial sí harán el viaje a Asia; pero Kobe Bryant lo dijo de la mejor forma posible: “ En USA ganaremos algunos torneos, y también perderemos otros. Y así es como funcionará. Aunque vayan los mejores jugadores, también así vamos a tener retos por delante”.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *