10 récords no imposibles de romper en Grandes Ligas en 2019

En el último lustro el listado de récords de Grandes Ligas ha tenido pocas actualizaciones. En 2017, Aaron Judge implantó una marca de jonrones para novatos y, un año más tarde, Yankees se convirtió en el equipo con mayor cantidad de cuadrangulares en una temporada. Nada más que añadir.

Ahora, ESPN identificó una serie de récords que no son irrompibles en 2019 en Grandes Ligas. Aquí comparto los cinco que más llamaron mi atención.

262 jits de Ichiro Suzuki, en 2004

Ichiro dijo adiós al béisbol ante su público. En su exitosa carrera logró varias hazañas ofensivas, entre ellas la mayor cantidad de jits en una temporada en Grandes Ligas, con 262. Entre los peloteros activos, ninguno ha sobrepasado los 225 imparables en una campaña. ¿Podrá José Altuve al menos acercarse a la marca del mejor pelotero japonés de todos los tiempos?

1,12 de PCL de Bob Gibson, en 1968

Vivimos en una nueva “era de pitcheo”, aunque lógicamente ni se asemeja a la de finales de los sesenta, cuando Bob Gibson lanzó para 1,12 de promedio de carreras limpias. Luego, ya sabemos, MLB disminuyó la altura del montículo y el PCL más bajo en cinco décadas ha sido 1,53 de Dwight Gooden. En 2018, Jacob deGrom logró 1,70 y poco faltó para que no le dieran el Cy Young en la Liga Nacional. Con su enorme extensión de contrato ya en vigor, ¿podrá el as de los Mets acercarse a Gibson?

Cuatro jonrones en un partido

En la más que centenaria historia de las Mayores 16 peloteros han conectado cuatro jonrones en un partido. ¿Podrá alguno sacar cinco pelotas de un estadio en 2019? ESPN aclara que, en la temporada anterior, el slugger Giancarlo Stanton tuvo 54 partidos de nueve innings con al menos cinco comparecencias al bate. ¿Será el primero en disparar cinco vuelacercas?

67 dobles de Earl Webb, en 1931

En el pasado lustro, David Ortiz y Manny Machado conectaron tantos dobles entre abril y junio que, de haber continuado esa tendencia, habrían roto fácilmente la marca de 67 tubeyes que impuso Webb noventa años atrás; sin embargo, ocurrió lo habitual: es imposible mantener un mismo paso a lo largo de seis meses. Si analizamos las mejores mitades en diez años encontramos que Machado disparó 39 en 2013 y José Ramírez 29, en 2017; pero, al final de la temporada, ninguno de los dos logró acercarse a la marca de Webb.

62 juegos salvados de Francisco “Kid” Rodríguez, en 2008

En la historia, solo tres lanzadores han tenido al menos 60 oportunidades de salvar un partido. El último de ellos fue Edwin Díaz, con los Marineros de Seattle. Cuando el venezolano Rodríguez impuso su fabulosa marca tuvo 69 ocasiones de salvamento y convirtió 62, con los Angels. ¿Podría Aroldis Chapman acercarse este año a esas cifras?

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *