Suerte de campeón: Águilas de Filadelfia siguen volando en NFL Playoff

Las Águilas de Filadelfia ganaron sorpresivamente el Súper Bowl LII, al superar a los Patriotas de Nueva Inglaterra. El mariscal de campo Nick Foles fue elegido justamente el Jugador Más Valioso de aquel partido, celebrado en Minneapolis y no dudó en reconocer que sabía que volvería a ser suplente al inicio de la siguiente campaña, porque el lesionado Carson Wentz asumiría el puesto titular.

Casi un año después, Wentz volvió a caer lesionado y las aspiraciones de los campeones parecían terminadas, con un récord de 6 y 7. Entonces Foles asumió nuevamente los controles y condujo al equipo a tres victorias consecutivas. Esto, combinado con el revés de los Vikingos de Minnesota, en el último juego, permitió que las Águilas volaran directamente a los playoff. Realmente fui de los que pensó que los Osos de Chicago pasarían por encima de Filadelfia, en el Soldier Field; pero, una vez más, la suerte del campeón se hizo sentir en la NFL.

La Semana de Comodines tuvo dos partidos emocionantes y dos que no casi no tuvieron drama. La victoria de las Águilas sobre los Osos, 16-15, puede considerarse el resultado más sorpresivo. Los Osos tuvieron una gran temporada y ganaron el Norte, así que salían como favoritos, en su estadio, ante un rival disminuido, por la lesión en las costillas que sufrió Foles la semana anterior. Nada de esto importó. En los instantes finales, en cuarta oportunidad, Foles mostró sangre fría y encontró a Golden Tate para el touchdown salvador. La suerte del campeón no terminó allí, porque los Osos movieron rápidamente el ovoide y tuvieron la victoria en las piernas de Cody Parkey. Un gol de campo de 43 yardas daba la victoria a los Osos, pero…el ovoide chocó contra el poste y desató la euforia en Filadelfia. Ahora las Águilas viajarán hasta Nueva Orleans, para enfrentarse al mejor equipo de la NFL. Por supuesto que no son favoritos; sin embargo, tras lo visto en Chicago, cualquier cosa pudiera suceder.

Los Halcones Marinos de Seattle me decepcionaron y no pudieron aguantar a los Cowboys de Dallas en la segunda mitad. Gran triunfo de un equipo que cambió su rumbo con la llegada del receptor Amari Cooper. Los Cowboys viajarán hasta Los Ángeles, para chocar contra los Rams. Será un duelo entre los dos corredores más dominantes de la liga. ¿Quién ganará el Gurley vs. Elliot ?

Philip Rivers sabe que esta puede ser su última oportunidad de ganar un anillo de Súper Bowl. Los Chargers mantuvieron con vida ese sueño gracias a una gran victoria contra los Cuervos de Baltimore. El mariscal novato Lamar Jackson recibió golpes de todos los tipos y colores y, desde el banco, Joe Flacco trataba de mantener la mente fría. ¿Hubiera sido diferente la historia con el experimentado mariscal en el terreno? Quizás…Los Chargers se trasladarán hasta el siempre ruidoso Arrowhead Stadium. Veremos si Patrick Mahomes puede soportar la presión de los playoff.

El otro resultado sorpresivo de la Semana de Comodines ocurrió en Houston. Olvidémonos del récord en la temporada regular, pues lo que realmente importa es el momento en que llega cada equipo a los playoff. Esto lo demostró Colts de Indianápolis que, sin ser favorito, dominó por completo a los Texans, en su casa. ¿Alguien todavía duda que Andrew Luck no sea e regreso del año? Los Colts chocarán contra los Patriotas, en Foxboro. El recuerdo de los ovoides desinflados, tres años atrás, por supuesto que estará presente.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *