Las puertas ¿abiertas? al equipo Cuba unificado

El acuerdo firmado entre Grandes Ligas, la Asociación de Peloteros y la Federación cubana de béisbol fue la noticia deportiva más importante de 2018 para Cuba. Su impacto real solo podrá evaluarse en el futuro, pero una mirada desde el presente nos ofrece una perspectiva optimista.

En un primer momento no creo que vaya a detener el éxodo de los peloteros más jóvenes y talentosos, aunque sí incidirá en una disminución notable de las salidas definitivas en la misma medida en que terminen los lógicos resquemores iniciales. El acuerdo abrirá puertas (no pocas), especialmente en las ligas del Caribe; además, podría allanar el camino para un cambio trascendental: la conformación de un equipo de béisbol donde tengan cabida TODOS los peloteros cubanos.

El tema no forma parte directamente del pacto. “Este es un acuerdo que mira hacia futuro, en el mismo se incluyen los peloteros que a partir de este momento serán firmados por clubes extranjeros mediante la Federación Cubana de Béisbol. El convenio no mira hacia atrás. Los jugadores que ya están en otras ligas no pertenecen a la FCB. No obstante, se les permite en un futuro regresar, jugar en Cuba y representar al país en cualquier momento, siempre que tengan el permiso de sus clubes”, aseveró el presidente de la Federación cubana, Higinio Vélez.

¿Cómo no mirar al “pasado”? Quizás en la letra escrita no aparezca cómo podría (o debería) ser la relación de la FCB con los peloteros formados en Cuba y que ahora juegan en diferentes ligas; pero es innegable que el acuerdo serviría de base para un nuevo diálogo que, ojalá, propicie que en el V Clásico Mundial, en 2021, la selección nacional incluya a los mejores jugadores del país, sin importar donde residan.

De acuerdo con Vélez, “el tema del equipo unificado, para los jugadores que ya juegan fuera de la nación, depende de otros fenómenos como son las normas internacionales, la Ley Migratoria y las organizaciones migratorias de Cuba y Estados Unidos”. ¿Qué debería cambiar para que Chapman, Céspedes, Gurriel y tantos otros puedan volver a vestir el uniforme de la selección nacional? Todos (casi) han mostrado su voluntad de jugar por su país, así que ese es un punto de escasa discusión. Para firmar, todos tuvieron que demostrar que no mantenían vínculos con Cuba y luego obtuvieron la residencia en un tercer país. Con tanto dinero de por medio, esas residencias aparecieron en tiempo récord y por mecanismos claramente ilegales. Las reglas del Clásico Mundial establecen como requisito que el jugador haya nacido en el país que defendería en el evento, por lo que esa tampoco sería una dificultad insalvable.

¿Cuáles son los puntos conflictivos? Desde mi punto de vista, “solo” dos: la remuneración económica y la ley migratoria. No me queda claro si la licencia otorgada por la OFAC permitiría el pago a los peloteros que jueguen con Cuba en el Clásico. En las cuatro ediciones anteriores, la selección nacional no pudo cobrar un centavo, porque las regulaciones del Bloqueo impedían esa transacción; pero, ahora, los peloteros y la Federación cubana pueden recibir pagos de equipos de Grandes Ligas.

Otro tema candente es la ley migratoria. Los peloteros cubanos que salieron ilegalmente del país o abandonaron delegaciones no pueden retornar en ocho años. En 2015, en medio del deshielo entre Washington y La Habana, la visita de un grupo de jugadores, entre ellos José Dariel Abreu y Yasiel Puig, que vivieron odiseas para llegar a Estados Unidos, fue vista como una clara señal de que era posible acercar posiciones. Esa voluntad al diálogo  deberá predominar para que en el equipo del Clásico Mundial 2021 (ni soñar con el de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020) todos sean elegibles, desde Aledmis Díaz hasta Yuliesky Gurriel. ¿Será?

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

2 comentarios sobre “Las puertas ¿abiertas? al equipo Cuba unificado

  • el 28 diciembre, 2018 a las 3:11 am
    Permalink

    Miguel
    .una vez comentamos que esto era lo que el sentido comun exigia para todas las partes…todos ganan..todos ganamos..gano el deporte..Esto habla bien de lo que se puede hacer…en todos los deportes y profesiones.
    Saludos
    CA

    Respuesta
    • el 30 diciembre, 2018 a las 2:48 am
      Permalink

      Saludos reiterados! Esperemos que siga primando la negociación y que intereses abiertamente mezquinos y con un tufillo político retrógrado no se interpongan en este acuerdo que ha sido recibido con aplausos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *