Match Carlsen vs. Caruana: el maratón de 10 tablas aburre

Después de 10 tablas consecutivas, el match por la corona mundial de ajedrez entre Magnus Carlsen y Fabiano Caruana entra en su parte final con demasiadas interrogantes sin responder. El duelo ha sido intenso, con partidas muy disputadas que han mantenido a los dos jugadores largas horas frente al tablero; pero a ambos le ha faltado encontrar, en varios cotejos, el movimiento preciso para inclinar la balanza su favor. ¿Será necesario acudir a las partidas rápidas para decidir al campeón, al igual que en 2016?

En la décima partida, al igual que sucedió en la octava, ante la defensa Siciliana seleccionada por Carlsen, el estadounidense optó por la variante Sveshnikov y, tal y como aseveró el indio Viswanathan Anand, la posición alcanzada fue fascinante y nada fácil de evaluar. “Prácticamente es muy buena para las negras, pero puede funcionar para las blancas”, dijo el ex campeón, quien fue derrotado en dos matches por el noruego.

Carlsen trató de aprovechar sus opciones sobre el flanco rey, donde los peones por las columnas e y f, combinados con la dama en g5 preocupaban al retador; pero este se apoyó en su contrajuego por el flanco dama para mantener la partida interesante. Después del cambio de damas, el duelo entró en un final de dos torres y cinco peones para cada bando. Ambos tuvieron serios problemas con el manejo del tiempo y llegaron al primer control (jugada 40) con apenas segundos en el reloj.

La posición de Caruana lucía más complicada, pero fue capaz de encontrar el plan salvador, con 41. g4  y cuando Carlsen hizo 44…Rd4 entonces quedó claro que la racha de tablas continuaría. El campeón perdió un peón poco después, pero la superioridad material del estadounidense era imposible de convertir en victoria en el máximo nivel del ajedrez, así que firmaron las tablas en el movimiento 54. “No he jugado como alguien que haya estado antes en varios matches por la corona mundial”, concluyó Carlsen, quien no ha quedado nada satisfecho con su desempeño.

¿Cuál será la estrategia de Carlsen, en la undécima partida, en la que llevará, por última ocasión, las blancas? Hasta el momento ha probado abrir con e4, d4 y c4 y el equipo de Caruana, del que forma parte el Gran Maestro cubano Leinier Domínguez, ha trabajado muy bien para que el retador salga bien parado de la apertura.

Carlsen ha lucido frustrado en las conferencias de prensa y esa misma sensación la comparten no pocos seguidores del juego ciencia. El “match del siglo XXI” corre el riesgo de aburrir.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *