Match Carlsen vs. Caruana: armisticio a mitad de camino

Antes de que se moviera la primera pieza en el match por la corona mundial de ajedrez, en Londres, para todos quedaba claro que el duelo entre Magnus Carlsen y Fabiano Caruana sería muy cerrado; aunque probablemente pocos hayan pronosticado que las seis primeras partidas concluyeran en tablas. Mayor paridad, imposible; pero tantos empates consecutivos no ayudan a un encuentro que demanda, cuanto antes, un ganador para añadir todavía más tensión.

En el sexto cotejo, Carlsen abrió con el peón rey y Caruana optó por la defensa Petroff. En el sexto movimiento, el retador mostró que trabajó fuerte con su equipo de entrenadores, entre los que está el GM cubano Leinier Domínguez, al innovar con Cc6; pero el campeón tampoco lució muy sorprendido ahora y, poco después, las damas desaparecieron del tablero. Esta primera parte de la partida fue dominada por los caballos, a tal punto que Caruana llegó a realizar siete jugadas consecutivas con esas piezas.

Al igual que sucedió en las partidas anteriores, las negras tomaron nuevamente la iniciativa y tras 21…c5 la posición lucía interesante para el retador. Carlsen no estaba cómodo y erró en sus cálculos, con 34. Ce3. Luego, el campeón pensó muchísimo antes de decidir el sacrificio de un alfil a cambio de tres peones, en el movimiento 43. Caruana aceptó el sacrificio y la partida alcanzó un final en el que las negras tenían caballo, alfil y dos peones contra alfil y cuatro peones el blanco.

En este punto del cotejo, aunque los motores de análisis online dieran ventaja para Caruana, no quedaban dudas sobre el plan defensivo de Carlsen para lograr la división del punto. El campeón aprovechó su peón pasado por la columna A para preocupar al retador y, cuando lo consideró oportuno, entregó ese peón para penetrar con su rey en g6-h7. El último momento decisivo llegó en la jugada 68. Los motores sugerían colocar el alfil en h4 y luego identificaban una larga combinación que conducía a la victoria de las negras; pero Caruana es humano y realizó Cf3, con lo que facilitó que, minutos más tarde, se firmaran las tablas.

Al concluir la partida, que se extendió por más de siete horas, los jugadores recibieron la nada agradable visita de un oficial antidopaje de la Federación internacional, que les tomó una muestra. Para completar el cuadro de seguridad, inspectores de la reconocida firma de detectives Pinkerton—contratados por el organizador, World Chess—revisaron las sillas de los jugadores, en la búsqueda de dispositivos electrónicos. No encontraron nada sospechoso, así que, por ahora, la polémica en el match entre los dos mejores ajedrecistas del mundo queda reducida al vídeo filtrado. ¿Quién será el primero en tomar la delantera?

Vea además:
Descargue todas las partidas del match Carlsen vs. Caruana [en .pgn]

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *