Las tecnologías siguen transformando al ciclismo

Las tecnologías han transformado radicalmente al ciclismo. En la actualidad no es suficiente con tener un físico formado con el entrenamiento más exigente, ya que para obtener resultados importantes es imprescindible combinar la preparación deportiva con el uso de diferentes accesorios muy modernos, como los disponibles en Top Cascos Bici, que incluyen desde bicicletas aerodinámicas y livianas para carretera y montaña hasta gafas, luces, guantes y cascos.

¿Cuáles son las modificaciones más llamativas en la actualidad? Comencemos el análisis por la propia bicicleta y luego veamos otros accesorios que ayudan muchísimo a los ciclistas. Las bicicletas, a día de hoy, se parecen poco a las de antaño y no es difícil pronosticar que las diferencias continuarán aumentando en la misma medida en que se produzcan más avances tecnológicos.

Por ejemplo, los fabricantes más reconocidos en el mundo producen cuadros con nuevos diseños para propiciar que las bicicletas de carrera sean mucho más ligeras. El peso de todas tiene que ser estándar, fijado en 6,8 kilogramos, así que los cambios están centrados en hacerlas más aerodinámicas. Las modificaciones en el diseño de los cuadros no están solo en las bicis de carretera, sino que han llegado también a las de montañas que, en este 2018, son más bajas y largas. De esta forma es posible administrar mejor el peso del conductor, ya que entonces dicho peso descarga sobre la rueda delantera.

En el sistema de frenos también es posible apreciar transformaciones. Los frenos de discos eran habituales en las bicis de montaña; pero ahora su empleo se ha extendido hasta las bicicletas de carretera, ya que los productores consideran que esta modalidad de frenos es más aerodinámica que los tradicionales de llanta.

Los neumáticos no han escapado de la revolución tecnológica y, en la actualidad, no son pocos los ciclistas profesionales que prefieren utilizar neumáticos sin cámara. Otro fenómeno interesante que no debemos obviar es la expansión de las e-bicicletas que cada vez son más populares en diferentes partes del mundo. Varios ciclistas han criticado a estos productos, pero lo cierto es que, para los que emplean las bicis como medio de transporte, resultan muy atractivas.

Junto con los cambios en la estructura de las bicicletas, los fabricantes también proponen disímiles accesorios que hacen más disfrutable la experiencia sobre una bici. El listado de innovaciones es amplio y aquí mencionaremos algunos de esos avances.

Una de las preocupaciones de los ciclistas cuando conducen por la carretera es que no sean vistos por automóviles o peatones. Para evitar estos sustos, los fabricantes han diseñado sistemas de señalización con luces LED muy modernas que posibilitan ver la bicicleta hasta a tres metros de distancia. Estas luces incluso indican hasta la dirección que va a tomar el ciclista y esto contribuye a que disminuya el peligro.

Otro accesorio clave para los ciclistas es una bolsa. Las mochilas son prácticas para todo en la vida, pero en el caso de los ciclistas pueden ser molestas en el momento de pedalear. Al mismo tiempo, necesita llevar consigo desde herramientas simples hasta documentación. Por eso los fabricantes han ideado bolsas que se adaptan al sillín, son resistentes al agua y cuentan con una luz LED que puede funcionar también como iluminación trasera.

Un accesorio infaltable en los ciclistas es el guante. Los más modernos, a día de hoy, pueden emplearse tanto en climas cálidos como fríos y facilitan un agarre fuerte, así como aseguran la transpiración de las manos y favorecen la ventilación de los dedos. Las gafas también son claves en el buen desempeño de un ciclista. Los productos más avanzados facilitan pedalear sin que el sol moleste en el rostro, ya que están hechos con lentes de policarbonato.

¿Cuántos kilómetros he pedaleado? Esa es una pregunta habitual en todos los ciclistas. Para conocer la respuesta más acertada es común recurrir a otro accesorio: el cuentakilómetros, que además de ofrecer esa información entrega otras que le permiten al ciclista evaluar su rendimiento.

Otro accesorio muy tecnológico es la llamada “ropa inteligente”, que ha revolucionado la indumentaria deportiva. La ropa está equipada con sensores y es capaz de identificar cuándo el ciclista que está pedaleando necesita hidratarse. En un futuro no lejano es muy probable que esa tecnología siga reduciéndose y pueda colocarse en el guante o hasta en el manubrio de una bicicleta. Las botellas inteligentes parecen el complemento ideal de la ropa inteligente. Estas envían señales de alerta al ciclista, que las recibe en su smartphone o reloj inteligente, sobre el momento exacto en que debe tomar agua o cualquier otro líquido.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *