NFL gratis por Twitch, de Amazon: el streaming dejó de ser el futuro

Un lustro atrás no pocos hablaban sobre cómo el streaming de eventos deportivos podría competir, en algún momento, con las transmisiones televisivas tradicionales. A día de hoy, en el contexto de las multipantallas y de una mayor penetración de las nuevas tecnologías a nivel global, no resulta extraño que partidos o competiciones completas lleguen a plataformas de streaming, gratuitas o pagadas. El ejemplo más reciente es la renovación del acuerdo de 130 millones de dólares que firmó Amazon con la NFL, para transmitir gratuitamente, en las temporadas 2018 y 2019, los juegos del Jueves por la Noche, a través de Twitch y continuar con ese servicio para los usuarios de Prime Video.

¿Qué gana Amazon? Las personas que observen el partido a través de Twitch (o Prime Video), además de recibir información en tiempo real del desafío tendrán acceso a la sección de artículos deportivos de la tienda virtual.  De esta forma podrán comprar, sin salir de la visualización del partido, una gorra, t-shirt o cualquier artilugio salido de la creativa mente del especialista de marketing en el mismo momento en que celebran alguna acción del partido. ¡Touchdown Dolphins! Y, de inmediato, al lado o debajo del smartTV o dispositivo móvil: ¡Vamos, aprovecha ahora la rebaja en los uniformes de Miami, en Amazon!

Amazon compró Twitch en 2014, por 970 millones de dólares, en lo que representó una cifra récord para una plataforma de streaming pensada para los deportes electrónicos y los videojuegos. De acuerdo con el analista Ben Schachter, de Macquarie Capital, en enero de 2018 Twitch sobrepasó en audiencia a CNN y MSNBC, al obtener , como promedio, 962 000 usuarios conectados en cualquier momento del día.

Otra liga profesional estadounidense que apuesta por el streaming como mecanismo para ampliar sus ya enormes ganancias es la NBA. El League Pass ha sido un éxito y, para la siguiente temporada, ese servicio incluirá una nueva opción: los usuarios podrán comprar partidos a partir del último cuarto hasta el final, a un precio de $1.99 USD; mientras que se mantiene como precio base por todo el encuentro $6,99 USD.

Si analizamos las estrategias de comercialización utilizadas por diferentes ligas, no es difícil pronosticar que el streaming continuará aumentando, no como opción futura, sino como un presente que, complementa o, incluso, sustituye a las transmisiones televisivas tradicionales.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *