¿Qué equipos pagarán el impuesto de lujo en la NBA?

El impuesto de lujo fue una de las medidas que adoptó la NBA para tratar de mantener un balance entre los equipos. Probablemente la liga tenga que buscar, en un futuro, otra solución para evitar una desproporción cada vez más evidente, ya que ni siquiera las altísimas tasas impositivas han impedido que las franquicias con mayor poder sigan abriendo su billetera. Un dato elocuente: para la temporada 2018-19, 9 de los 30 equipos sobrepasarán los 123,7 millones de dólares en contratos, que es el límite establecido por la NBA para comenzar a aplicar el impuesto. La gerencias parecen enfocadas en concentrar a súper estrellas (la era de los “Big Three”) como, al parecer, único camino a la conquista del título; aunque la vida ha demostrado que esa ruta está llena de escollos.

El ejemplo más claro de derroche es el Thunder de Oklahoma City. Para la venidera campaña no habrá Big Three allí, tras la esperada salida de Carmelo Anthony; sin embargo, la gerencia hizo un enorme refuerzo en retener a Paul George y esto, unido a la extensión de contrato de Rusell Westbrook, hace que la nómina se acerque a los 150 millones, por lo que el impuesto de lujo que pagará esa franquicia asusta: más de 90 millones. Quizás la directiva confíe en que un título compense tanto desembolso; pero no creo que ese equipo avance ni siquiera a la final del “Salvaje Oeste”.

Otro que gasta muchísimo, pero con resultados espectaculares es Golden State. Los Warriors han ganado 3 campeonatos en 4 años y su nómina es la segunda más alta en la NBA: 143 millones. NBA Maniacs asegura que esta cifra podría haber sido mayor si  Kevin Durant hubiese exigido un contrato acorde con los tiempos actuales de la NBA y que estrellas como Klay Thompson y Draymond Green tengan en vigor los contratos firmados en 2015, cuando su estatus en la Liga era muy diferente.

En tercer y cuarto lugar aparecen dos franquicias que aspiran a jugar por el anillo en 2019. Los Rockets estuvieron muy cerca de eliminar a los Warriors y ahora, con la incorporación de Anthony (y sin Ariza en el equipo) pelearán otra vez por regresar a la final; mientras, los Raptors, tras el sorpresivo cambio de DeRozan por Kawhi Leonard y sin LeBron James en el Este, sueñan con jugar su primera final.

LOS MÁS ECONÓMICOS

La idea de que los que más gastan, más ganan cae por el ejemplo de los 76ers de Filadelfia. Después de años de ostracismo, esta franquicia se fue reconstruyendo, mediante jugadores del draft y a día de hoy reúne una de las nóminas más interesantes del Este. Varios de sus jugadores más prometedores como Ben Simmons (mejor novato de la temporada pasada), Dario Saric o T.J. McConnell mantienen aún sus contratos de novato y un veterano, J.J. Redick,  aceptó una rebaja de salario para mantenerse dentro equipo. Por tanto, Filadelfia es el segundo que menos gasta en la NBA (solo por detrás de los Kings de Sacramento)….y es un serio candidato a ganar el Este.

EQUIPOS QUE PAGARÁN EL IMPUESTO DE LUJO EN 2018-2019

  • Oklahoma City – 149,3 millones en salario
  • Golden State – 143,6 millones
  • Toronto – 140,3 millones
  • Houston – 136,5 millones
  • Washington – 134,8 millones
  • Portland – 131,6 millones
  • Miami – 128,1 millones
  • Boston – 126,7 millones
  • Memphis – 124,1 millones

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *