Epílogo de Barranquilla 2018: ¿el “Mea Culpa” del INDER?
Epílogo de Barranquilla 2018: ¿el “Mea Culpa” del INDER? avatar

La delegación de Cuba que participó en la XXIII edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Barranquilla, finalizó en la segunda posición de la tabla, con 102 medallas de oro, 28 menos que México. Este puede considerarse el mayor fracaso en cinco décadas para el deporte cubano en juegos múltiples. ¿Qué pasó en la urbe colombiana? A partir de las respuestas correctas a esa pregunta podrían surgir caminos que posibilitarían la recuperación, en un futuro tal vez no tan lejano, de un dominio en la región que comenzó en 1970; sin embargo, al leer las declaraciones ofrecidas por el Presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), Antonio Becali, creo que, desde las alturas, llegan excusas, más que soluciones. Mal andamos.

Estas son algunas de las pinceladas de la conferencia de prensa del Dr. Becali, con sus análisis sobre lo ocurrido en Barranquilla:

Sobre los Juegos Panamericanos Lima 2019

“Desde hoy ya tenemos que empezar a soñar con los Juegos Panamericanos. Debemos sentarnos, hacer un análisis a lo interno en cada uno de los deportes, al igual que la dirección completa de nuestro movimiento deportivo y pensar rescatar el segundo lugar de los Juegos Panamericanos que se perdió en Toronto. Las posibilidades de recuperarlo son reales. El escenario que nos vamos a encontrar a partir de ahora es este que hemos visto. El deporte de hoy no se parece en nada al de hace 10 años.”

Coletilla: ¿Las posibilidades de recuperar la segunda posición en los Panamericanos, un evento superior a los Centroamericanos, son reales? ¿En serio? Tres años atrás, en Toronto, Cuba finalizó en la cuarta posición, por detrás de Estados Unidos, Canadá y Brasil. El año próximo, la delegación cubana tendrá que esforzarse al máximo para mantener el cuarto puesto en la capital peruana. Declarar ahora esto, tras el fiasco en Barranquilla, parece una burla a la inteligencia colectiva.

Sobre la presencia de entrenadores cubanos en otros países

“Por ejemplo, en un momento en la lucha había cuatro atletas que ninguno era cubano y todos los entrenadores, más las cuatro reservas, eran de Cuba. Pero además, no cualquier entrenador, sino campeones mundiales y olímpicos que gracias a las bondades de la Revolución fueron formados en nuestras escuelas deportivas que los convierten en grandes profesiones. Esto hace que la competencia sea más fuerte porque saben cómo piensan nuestros atletas”.

Coletilla: El tema de los entrenadores en el exterior reaparece en escena. ¿El INDER no es el que “negocia” con sus homólogos la contratación de los entrenadores, por los que recibe una compensación económica? ¿Cómo se utiliza ese dinero? Pero, más importante, ¿qué ha hecho el INDER para retener a los mejores entrenadores?

Sobre los atletas debutantes en los Centroamericanos

“Uno de los aspectos que influyó es que las dos terceras partes de la delegación venían por primera vez a unos Juegos Centroamericanos. Esto no va a suceder dentro de cuatro años”.

Coletilla: ¿Por qué una tercera parte de la delegación es debutante en Centroamericanos? Conocemos la respuesta: la indetenible salida de atletas, ya de todas las disciplinas, para competir y vivir en el extranjero. Me resulta asombroso que el presidente del INDER reconozca, en una declaración pública, que en cuatro años la delegación cubana no afrontará una situación similar. ¿Qué medidas adoptará el INDER?

Sobre los deportes colectivos

“El pronóstico de Cuba estaba sobre las 115 medallas de oro, se nos cayeron algunos deportes importantes como el tiro deportivo y el atletismo. El por ciento de efectividad es clave. En los deportes por equipos donde el público fue importante, Cuba no pudo mantener en las finales el nivel competitivo del resto de la competencia”.

Coletilla: Ahora resulta que el público colombiano fue “importante” en las victorias de sus equipos sobre Cuba en el voleibol masculino, baloncesto femenino-masculino y ¡polo acuático!

Sobre los pronósticos iniciales

“Nosotros siempre hemos hecho estudios de contrario, incluso de carácter científico con comisionados, entrenadores, con los colectivos técnicos y otro con el CINID (Centro de Investigación de Informática del Deporte), y luego los interrelacionamos. Eso arrojó un pronóstico, el cual se mueve con la realidad. Nosotros no podemos decirle al pueblo un resultado basado en la intuición. No dijimos que veníamos a ganar con una visión triunfalista, sino todo lo contrario, hicimos un análisis científico. Otros pronósticos decían que Colombia ganaría los Juegos también se equivocaron”.

Coletilla: Esos estudios científicos, para realizar los pronósticos, ¿se hicieron teniendo en cuenta los atletas que realmente participarían en los Centroamericanos? Es que desde el primer día nos repitieron que estos Juegos eran “superiores” a otros porque las delegaciones habían inscrito atletas de mejores resultados internacionales. Entonces pongo en duda los pronósticos precompetencias y considero que el triunfalismo, ese mal que nos ha acompañado por décadas, les pasó la cuenta. No solo en el deporte.

Medalla de plata en el béisbol

“Sin lugar a dudas, el béisbol para el cubano es pasión e identidad. Con el béisbol ya se viene trabajando, se hizo una Serie Especial que fue muy criticada y que dio su resultado. Muchos pensaron que iban a llegar cansados y no fue así, el rendimiento fue alto. Para nadie es un secreto que el béisbol centroamericano tiene un altísimo nivel. Mantener concentrado el equipo por ese tiempo es una de las acciones importantes y se va a mantener. Cuando se hace un análisis desde el punto de vista físico se nota que existió una mejora en índices importantes. Creo que el béisbol es algo que siempre estamos cambiando y vamos a seguir trabajando para que sea todo lo que los cubanos sienten. No se pudo llegar al primer lugar pero sí clasificar para los Juegos Panamericanos”.

Coletilla: El comentario más desafortunado de todos. Parece que el presidente del INDER presenció otro torneo, no el de Barranquilla. “El rendimiento fue alto”. ¿¿En serio?? ¿Cuál pelotero tuvo ese “alto rendimiento”? El bateo fue pobrísimo en los cinco primeros desafíos. Inexistente ante Puerto Rico, poco oportuno frente a Venezuela. Un solo cuadrangular en siete partidos.

“Para nadie es un secreto que el béisbol centroamericano tiene un altísimo nivel”. Ojo, tiene toda la razón el presidente del INDER. El béisbol en esta parte del mundo es formidable; pero resulta que a los Juegos de Barranquilla los países llevaron a jugadores que no están insertados en ninguna de las ligas profesionales del área y, por supuesto, tampoco intervino ninguno de los peloteros que forman parte del béisbol organizado en Estados Unidos. El torneo tuvo una calidad muy inferior a la Serie del Caribe y a los Panamericanos.

Debacle del voleibol

“El entrenador de Colombia (masculino) es un experimentadísimo manager de nuestro país que tuvo una formación práctica y académica en Cuba. Si vemos algo positivo es que los cubanos son atletas muy jóvenes que necesitan de tiempo para lograr resultados. El femenino es sumamente joven y el masculino, aunque ya ha ido obteniendo resultados, todavía le falta crecer más. Hay que trabajar en función de mejorar un deporte donde existe una escuela cubana de prestigio”.

Coletilla: El deporte colectivo más decepcionante para Cuba en los Centroamericanos fue el voleibol. Desastroso. No se trata solo de “trabajar en función de mejorar un deporte”, sino de buscar la forma de reagrupar a todo el talento, formado en la escuela cubana, y que hoy juega en diferentes ligas del mundo.

El triunfalismo a futuro

“Nosotros vinimos aquí a ganar, no podemos modelar la derrota, siempre modelamos la victoria. Después nos encontramos con una serie de elementos que provocaron la victoria de México. Vamos a tratar de buscar por todos los medios, con estrategias consecuentes y objetivas, mantener el segundo lugar histórico de Cuba en los Juegos Panamericanos”.

Coletilla: Supongo que deberán cambiar el “modelaje” y no encuentro de qué manera “consecuente” y “objetiva” se pueda anunciar, desde ya, que Cuba buscará el segundo lugar en Lima. Un detalle: no sería mantener, sino recuperar. Cuestión de formas verbales.

Una pincelada: antes de comenzar los Juegos, el triunfalismo iba por estos lados, “Estamos seguros que vamos a ganar los Juegos Centroamericanos”.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *