Los 5 cambios de mariscales de campo que más impactarán en la NFL

La temporada 2018 de la NFL está cerca de comenzar, así que parece un momento oportuno para analizar rápidamente los cinco cambios de mariscales de campo que más podrían impactar en la tabla de posiciones de cada conferencia.

Kirk Cousins (desde Washington hasta Minnesota)

Los Vikingos estuvieron muy cerca de convertirse en el primer equipo en la NFL en jugar un Súper Bowl como sede; sin embargo, perdieron por paliza en la Final de Conferencia ante las Águilas. El mariscal de campo Case Keenum fue clave en el rendimiento del equipo; pero la dirección de la franquicia decidió, probablemente de manera errada, buscar un reemplazo y el elegido en la agencia libre fue Kirk Cousins, quien en tres años con los Redkins lanzó siempre por encima de las 4000 yardas, con 81 TD y solo sufrió 12 intercepciones. ¿Servirá este movimiento para llevar al equipo al partido final? No.

Case Keenum (desde Minnesota hasta Denver)

Los Broncos necesitaban, a toda costa, fortalecer la posición más importante del juego. En 2017 probaron varias opciones y ninguna funcionó, así que cuando Keenum quedó libre, John Elway negoció para incluirlo en un equipo que sigue en reconstrucción y que tendrá que mejorar mucho para llegar a los playoff, ya que el Oeste de la Americana luce muy complicado.

Alex Smith (desde Kansas City hasta Washington)

Los Redkins apostaron por la experiencia de Smith, quien demostró en su etapa en Kansas City ser un mariscal confiable en los partidos de temporada regular; pero incapaz de liderar en los playoff. Veremos si Washington logra ser un equipo competitivo, ya que en su división juega desde el campeón del Súper Bowl LII, hasta los Cowboys.

Tyrod Taylor (desde Búfalo hasta Cleveland)

Los Browns no pueden hacer otra cosa que subir. Después de tocar fondo, la franquicia ha logrado armar un equipo interesante, a partir del draft. Taylor llega desde Búfalo, que fue una de las mayores sorpresas en la temporada anterior y tratará de “sobrevivir” en Cleveland. Ya sabemos que los mariscales de campo no duran mucho allí. ¿Playoff este año? Ni en sueños, pero no me sorprendería ver al equipo pelear por un aceptable 8-8.

Sam Bradford (desde Minnesota hasta Arizona)

Las lesiones han detenido la carrera de este mariscal de campo. Llegó a la NFL en 2010 y en ocho años solo ha logrado tener dos temporadas completas. Además, en ninguna campaña ha logrado más victorias que derrotas (su marca es de 34-45-1). No obstante, los Cardenales, al parecer desesperados, apostaron por este veterano. No sería si una sorpresa si, antes de llegar a la mitad de la campaña, el novato Josh Rosen (uno de los cuatro mariscales tomados en el Draft) asumiera la titularidad.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *