La NFL se arrodilla ante Donald Trump

¿Recuerdan aquella imagen en la que Jerry Jones y otros propietarios de equipos de la NFL aparecieron tomados de la mano con sus jugadores, después de que el presidente Donald Trump recomendara expulsar de la liga a los “hijos de puta” que, según su obtusa mente, no respetaban al himno? Quizás algunos pensaron que los multimillonarios tomaban partido por sus jugadores y apoyaban esa forma pacífica de protestar contra los actos de violencia que sufrían los afroestadounidenses. Nada más lejos de la verdad.

En un escenario en el que Robert Kraft ha jugado golf con Trump y no pocos de los dueños de franquicias son conocidos por sus posiciones conservadoras, lógicamente que el “enfrentamiento” con la Casa Blanca no iba a durar o, al menos, la NFL se encargaría, mediante fuertes medidas, de “disuadir” a los jugadores. Primero, lo simbólico. Colin Kaepernick fue el primero en arrodillarse y, en la actualidad, podría jugar, incluso como titular, en varios equipos; sin embargo, existe un acuerdo no escrito mediante el cual nadie se atreve a extenderle un contrato a este mariscal de campo, que llevó a los 49ers a un Súper Bowl. Kaepernick incluso llegó a declarar que no realizaría ninguna otra acción de protesta; pero probablemente nunca más vuelva a jugar en la NFL. Ese es el precio que deberá pagar, de por vida.

Los propietarios también decidieron actuar y, en mayo, aprobaron un nuevo reglamento en el que se establecían fuertes multas económicas para aquellos jugadores que se arrodillaran durante la interpretación del himno nacional; no obstante, para mantener una supuesta “posición de libertad”, la NFL dijo que sí permitiría quedarse en los vestuarios a aquellos atletas que no quisieran estar en la ceremonia del himno, como forma de protesta; pero… la propia NFL dejó el camino abierto para que cada equipo estableciera su propio reglamento disciplinario contra los que protestaran.

Falta poco para que comience la temporada 2018-19 de la NFL y el debate sobre las protestas antes de los partidos parece que no ha terminado. En una entrevista concedida a la CNN, Jurrell Casey, de los Tennessee Titans, anunció que, durante la ceremonia del himno, planeaba protestar contra la injusticia social imperante en Estados Unidos.

La respuesta de Trump no demoró en llegar. El magnate exigió a la NFL que expulsara por un partido a los jugadores que protestaran por primera vez, mientras que los reincidentes serían expulsados por toda la temporada, sin recibir el dinero pactado en su contrato.

“El comisionado (de la NFL, Roger Goodell) que cobra 40 millones de dólares ahora debe tomar partido. Primera vez arrodillado, fuera del partido. Segunda vez arrodillado, fuera de la temporada sin salario”, escribió Trump (dónde si no) en su cuenta en Twitter.

¿Cómo terminará esto? No es difícil pronosticar: las amenazas de sanciones incidirán en que, como sucedió el año pasado, las protestas (no la violencia ni la injusticia social) desaparezcan. La NFL ya se arrodilló ante Trump.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “La NFL se arrodilla ante Donald Trump

  • el 22 julio, 2018 a las 5:13 pm
    Permalink

    Hola, el problema, en mi opinión, no son las protestas, sino las maneras. Arrodillarse ante el himno es faltarle el respeto a muchas personas que en diferentes funciones han dado la vida x su país y su pueblo. Yo me pongo en el lugar de los americanos, y pienso en la posibilidad de que un jugador de la serie nacional se arrodille cuando entonan el himno para protestar contra la dictadura en Cuba, y no me gustaría, porque el himno nacional no representa a la dictadura, el himno nacional nos representa a todos. Hay infinitas maneras de protestar sin faltar el respeto a una nación completa, arrodillándose le faltan al respeto, incluso a muchos de los que los apoyan. Saludos.

    • el 22 julio, 2018 a las 9:08 pm
      Permalink

      Hola Elier,

      Gracias por tu comentario. Creo que ha sido la forma que han encontrado los jugadores para visibilizar más sus protestas. Queda por ver si utilizando otras plataformas recibirían la misma atención. No es la primera ni será la última vez que un contexto deportivo se emplea como plataforma política. Entiendo que es polémica, porque puede ser manipulada (como lo ha sido) por otros, no solo Trump, para señalarlos como “malos patriotas” por irrespetar el himno. Los políticos han preferido centrarse (porque les conviene) en las formas, más que en el fondo, es decir, lo que realmente motiva a los jugadores a protestar. Sería interesante que ellos buscaran nuevas formas para continuar criticando lo que consideran que no funciona en su país. Al mismo tiempo, es innegable la “cacería de brujas” contra los que protestan. Kaepernick es mejor QB que Bradford, Taylor, Tanehill y la lista sigue…pero ya sabemos por qué ningún equipo lo contrata.

      • el 22 julio, 2018 a las 11:30 pm
        Permalink

        El asunto evidentemente está politizado, a mi también me parece lamentable que Kaepernick no consiga trabajo como mariscal en la NFL pues nivel tiene de sobra para ello. Si pienso que otras maneras hay, hay cualquier cantidad de súper estrellas afroamericanos/as que salen a diario en los medios y tienen millones de seguidores en todas las redes sociales. Igualmente no juzgo ni me molesta que ellos puedan ser más o menos patriota, ellos están en su derecho de ser lo que deseen, como el resto de nosotros, simplemente, lo que hicieron es irrespetuoso para millones de americanos, y eso en mi opinión no está bien, sin importar lo que piensen o dejen de pensar los políticos.
        Saludos.

Comentarios cerrados.