Estos fueron los equipos más destacados de Latinoamérica en 2016

¿Cuáles fueron los mejores equipos de Latinoamérica en 2016? PanamericanWorld les propone un ranking de las actuaciones colectivas más importantes de selecciones de nuestra región, en un año olímpico. En este listado aparecen desde los títulos obtenidos en Río por el fútbol y el voleibol de Brasil, pasando por la sorprendente victoria de los Leones argentinos en el hockey sobre césped, hasta los triunfos de clubes como Atlético Nacional o Venados de Mazatlán en competiciones regionales, así como la retención de la corona de la Copa América por Chile.

Brasil rompe la maldición olímpica

La selección brasileña de fútbol obtuvo en la cita estival de Río de Janeiro el único título que faltaba en su riquísima historia. No fue tan fácil como muchos habían presagiado cuando los locales anunciaron que incluirían en su nómina a Neymar Jr., por mucho el mejor jugador de los que estuvieron en el torneo.

Meses antes, la estrella del Barcelona y principal referente del equipo brasileño tuvo que decidir entre participar en la Copa América Centenario o competir en los Juegos Olímpicos. Cuentan que él quería estar en los dos eventos, pero desde Barcelona—que es el club que paga el millonario contrato de “Ney”—aclararon que esto no era posible, porque el físico del jugador no soportaría la larga temporada europea, más estos dos certámenes. Entonces, Neymar optó por liderar a su equipo en la búsqueda de un título que se había escapado en las tres oportunidades previas en que Brasil había llegado a una final olímpica.

Frente a su público, los brasileños comenzaron mal, ya que empataron sus dos primeros partidos y ni siquiera marcaron un gol. El repunte comenzó ante Dinamarca (4-0) y, luego, dejaron en el camino a Colombia (2-0) y Honduras (6-0). De esta forma se incluyeron en la final, donde enfrentaron a Alemania.

Este duelo, jugado en el mítico estadio Maracaná, fue durísimo. Neymar marcó primero, pero Maximilian Meyer igualó el marcador y allí terminaron los goles, por lo que fue necesario acudir a la tanda de penales. En esa instancia, Neymar tuvo la responsabilidad de ejecutar el último lanzamiento. Con toda Latinoamérica pateando con él, la estrella no erró y su gol desató el mayor festejo visto en Río de Janeiro. Así terminó la “maldición olímpica” del fútbol brasileño.

El rugido de los Leones argentinos en el hockey olímpico

La selección masculina de hockey sobre césped de Argentina logró una de las victorias colectivas más sorprendentes de los Juegos de Río. Los llamados “Leones”, dirigidos por Carlos Retegui, vinieron de menos a más en el torneo y, sin dudas, asombraron al mundo cuando vencieron, en la semifinal, a los súper favoritos, los alemanes, que habían ganado las dos citas estivales anteriores. Luego, en la final, los sudamericanos triunfaron 4-2 sobre Bélgica y alcanzaron su primera corona olímpica.

La Furia Roja volvió a desatarse en la Copa América Centenario

La selección chilena de fútbol volvió a brillar en una Copa América. Apenas doce meses después de conquistar por primera vez la Copa, frente a su público, al vencer en la tanda de penales a Argentina, los chilenos enfrentaron nuevamente a la albiceleste, con Lionel Messi como capitán. Era la discusión del título de la edición especial por el centenario del torneo más antiguo de selecciones nacionales que continúa desarrollándose.

Al igual que sucedió en Santiago de Chile, ninguno de los dos equipos marcó y fue necesario acudir a los penales. El portero Claudio Bravo se lució otra vez, Messi falló su lanzamiento y, por segunda ocasión consecutiva, Chile, ahora dirigida por Juan Antonio Pizzi, se tituló campeona de América.

El reinado olímpico del voleibol brasileño

La selección masculina brasileña de voleibol logró, frente a su público, el tricampeonato olímpico. El equipo, dirigido por Bernardo Rezende, cumplió los pronósticos y alcanzó una convincente victoria en la final, al barrer a Italia.

En 2016, los brasileños perdieron la final de la Liga Mundial; pero para todos estaba claro que ellos eran los favoritos en Río. En la fase clasificatoria, los locales cedieron ante Italia; sin embargo, en el momento de la verdad y liderados por Wallace de Souza, los sudamericanos fueron indetenibles y lograron su cuarto podio olímpico consecutivo: medalla de oro en Atenas 2004, Río 2016 y plata en Beijing 2008 y Londres 2012.

El juego limpio del Atlético Nacional

El Atlético Nacional de Medellín fue el mejor club de fútbol de Latinoamérica en 2016. Los colombianos tuvieron un paso arrollador en la Copa Libertadores: en la fase de grupos ganaron cinco de los seis desafíos y empataron el otro; además, no permitieron goles. Luego, dejaron en el camino a Huracán, de Argentina; remontaron a otro club argentino, Rosario Central; vencieron al Sao Paulo en la semifinal y, para rematar, terminaron con las esperanzas del equipo sorpresa de esta Libertadores, el Independiente del Valle de Ecuador, con gol decisivo anotado por Miguel Borja. Esta fue la segunda Copa para el Atlético Nacional.

Este equipo también avanzó a la final de la Copa Sudamericana, que debía disputar ante otra sorpresa, el club brasileño Chapecoense. Esos duelos nunca se celebraron, porque el avión que transportaba al “Chape” cayó a tierra y en el accidente murieron 71 personas, entre ellos la casi totalidad del equipo brasileño. Ante esta tragedia, los directivos de Atlético Nacional pidieron a Conmebol que se le otorgara el título de la Copa Sudamericana al Chapecoense. La petición fue aceptada y, poco después, la FIFA reconoció al Atlético con el premio anual al Juego Limpio.

Lea el artículo completo en PanamericanWorld