Mundo loco: los Dodgers gastaron más que los Yankees en 2014

dodgersla

Los Dodgers de Los Ángeles no escatimaron recursos económicos para garantizar un puesto en la Serie Mundial de la temporada 2014 de la MLB; pero ya sabemos cómo terminó esto: derrota en el playoff divisional ante los Cardenales de San Luis. Ahora, la directiva de los Dodgers, que por primera vez en 15 años superó a los Yankees en pagos de nómina, tendrá que abonar la cifra de ¡26,6 millones de dólares en impuestos de lujos!

En 2014, el director Don Mattingly manejó un róster que recibió nada menos que 257 283 410 millones de dólares. Nunca antes en la historia de las Grandes Ligas una franquicia había pagado tanto dinero. Ni siquiera los Yankees, famosos por abrir la billetera y emitir enormes cheques, aunque los resultados en la última década hayan sido pobrísimos.

El impuesto de lujo fue una medida impuesta por la MLB para poner freno (o al menos intentar) a los equipos de mayores ingresos y lograr torneos más parejos, que resultaran atractivos a los fanáticos. Las franquicias que superan la barrera de los 189 millones de dólares, tienen que abonar este impuesto. La Oficina del Comisionado realiza los cálculos según el valor promedio anual de contratos para jugadores en el roster de 40 peloteros e incluye beneficios. Un año atrás, los Dodgers pagaron 12 millones. Ahora, como son “reincidentes”, entregan el impuesto a una tasa del 30%, ya que superaron por segunda campaña consecutiva el tope de nómina. Si en 2015 volvieran a sobrepasar la barrera (lo cual luce muy probable), entonces el impuesto se elevaría al 40%.

En el capítulo de “impuesto de lujo”, ninguno peor que los Yankees. Los Mulos de Manhattan quedaron fuera de los playoff por segunda campaña consecutiva (y eso que no tuvieron que regalarle el salario a Alex Rodríguez), pero de todas formas tendrán que pagar 18,3 millones de dólares en impuestos de lujo. Los Yankees han superado el tope de nómina año tras año, por lo que abonan el impuesto al 50%, la tasa más alta en el contrato colectivo de Grandes Ligas.

Cinco equipos de las Mayores estuvieron muy cerca de alcanzar el tope en 2014: Detroit (187 millones), Filadelfia y Boston (186 millones cada uno) y los Angelinos de Los Ángeles y los campeones Gigantes de San Francisco (180 millones cada uno).

Las estadísticas son elocuentes: tres de los cinco equipos de mayor nómina no avanzaron a la postemporada en la campaña 2014: Yankees, Filis y Medias Rojas. Si a esto sumamos que entre los 10 equipos que jugaron en los playoffs, tres estuvieron en la mitad inferior en cuanto a nómina: Kansas City, campeón de la Liga Americana (19na nómina); Oakland (23ra) y Pittsburgh (27ma), entonces podemos entender mejor que, en la segunda década del siglo XXI, el resultado de una franquicia cada vez depende menos de los enormes contratos a grandes estrellas y sí más en el uso inteligente que pueda hacer la directiva para conformar un equipo más completo.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido