Oscar Taveras, la muerte en el béisbol viaja en automóvil

Taveras era un gran prospecto.
Taveras era un gran prospecto.

La trágica muerte del dominicano Oscar Taveras, de 22 años, en un accidente automovilístico, ha conmovido al universo beisbolero. Este era un jugador muy talentoso que lo tenía todo para triunfar en las Grandes Ligas, pero en su carrera se interpuso, como le ha sucedido a tantos otros peloteros, un automóvil.

De acuerdo con la información oficial ofrecida por las autoridades dominicanas, Taveras viajaba a exceso de velocidad en el momento del mortal accidente y no llevaba documentos personales en su poder, pero su propia madre lo identificó.

Las muestras de pesar por el muy lamentable hecho han llegado desde diferentes partes. El director de los Cardenales de San Luis, Mike Matheny expresó : “me pidieron la pasada noche que dijera algunas palabras con respecto a la trágica muerte de Oscar Taveras, pero simplemente no pude. En primer lugar sentí como una pesadilla que no podía ser real, y cuando me di cuenta que era cierto, mis palabras ni siquiera parecían tener sentido.”

“Decir que ha sido una perdida horrible, una vida terminada demasiado temprano, es poco en esta ocasión. Hablar de su potencial, sus habilidades, es inapropiado. Lo único que deseaba era juntar a los muchachos y estar unidos con la familia de béisbol. Yo conozco el dolor que se siente dentro de una hermandad como lo es un equipo de béisbol. Ese dolor es tan poderoso como las alegrías que vienen con esta vida”, dijo Matheny.

Taveras debutó esta temporada en la MLB. Bateó para 239, con tres jonrones y 22 carreras impulsadas en 80 partidos con los campeones de la División Central. Luego, en los playoff, disparó un cuadrangular en la séptima entrada del segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Gigantes de San Francisco.

En Cuba también tristemente también hemos tenido hechos similares. Estelares lanzadores como José Antonio Huelga, Santiago “Changa” Mederos y Yadier Pedroso; prometedores atletas como Frank Tamayo y un bateador formidable (de los más completos que he visto) como Miguel Caldés perdieron la vida en accidentes automovilísticos.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido