Ariel Pestano tiene un nuevo destino: la Liga invernal veracruzana (¿o no?)

Su nombre no apareció en la lista de preseleccionados de Villa Clara para la 53 Serie Nacional de béisbol. Esta noticia reafirmó lo que, quizás, muchos no queríamos que se confirmara: el mejor receptor después de 1959 en la pelota cubana—también el más polémico—no volvería a calzar los arreos de la selección central.

Ahora sabemos su próximo destino: fue contratado por los Piratas de Campeche para jugar en la Liga Invernal Veracruzana, como parte del equipo Industriales de Coatzacoalcos. Este es un torneo de poco nivel; pero, tal vez, si Pestano tuviera buenos resultados, le abriría las puertas a la selección de los Piratas, para el próximo campeonato.

De acuerdo con la presentación que realizaron los Piratas en su sitio web, Pestano es uno “de los receptores más brillantes y hábiles para manejar el pitcheo”. Además, los directivos del equipo esperan  que el cubano trabaje en la formación de los jóvenes lanzadores que jugarán con Industriales en el campeonato. Pestano es el quinto jugador que se integra a la organización de los Piratas, después de Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón y Alfredo Despaigne.

Después de leer esta noticia, me queda una pregunta: si, finalmente, se aprobara la presencia de Villa Clara en la Serie del Caribe 2014, ¿estaría Ariel Pestano detrás del home plate? Quisiera pensar que sí; aunque, de cualquier forma, la despedida del béisbol cubano del número 13 fue la mejor posible: un jonrón, con bases llenas, ante Matanzas en el último partido del playoff por la corona nacional. El decisivo batazo,  su corrido de bases, su desafiante celebración ante el hombre (o sea, Víctor Mesa) que lo dejó fuera (injustamente) del III Clásico Mundial quedará guardada en la historia.

Algunos datos de la Liga Invernal Veracruzana: competirán 8 equipos (Tiburones Rojos de Oluta, Deportivo Tobis de Acayucan, Brujos de los Tuxtlas, Rojos de Veracruz, Tigres de Tuxpan, Chileros de Xalapa, Cafeteros de Córdoba e Industriales de Coatzacoalcos). Cada selección efectuará 62 partidos.

ACTUALIZACIÓN:
Esta noticia despertó varias polémicas, a partir de las declaraciones de Higinio Vélez, en las que aseguraba que Cuba no había entrado en conversaciones con ningún club profesional. Los invito, entonces, a que lean la información publicada por el periodista Rafael Arzuaga en Cubadebate:

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) declaró hoy, mediante un comunicado, que el ex receptor Ariel Pestano, campeón de Cuba con la selección de Villa Clara en la última Serie Nacional, no tiene contrato con el equipo Piratas de Campeche, perteneciente a la Liga Profesional de México (LMB).

Así, la FCB dirigida por Higinio Vélez niega la información difundida por varios medios de prensa, citando a fuentes del club mexicano, acerca de la supuesta contratación del también ex titular de las selecciones nacionales, que decidió retirarse al término del campeonato cubano de pelota correspondiente a la temporada 2012-2013.

Añade la comunicación que ni siquiera se comprende la posibilidad de su incorporación activa a la receptoría de los Piratas, aunque sí anuncia el inicio próximo de conversaciones con esa organización, referentes al futuro en calidad de técnico de Pestano, considerado casi por unanimidad uno de los tres mejores jugadores de esa posición en la pelota de Cuba desde el inicio de las Series Nacionales.

“Próximamente comenzará un proceso de negociación para evaluar la posibilidad de que Pestano se desempeñe como entrenador del área de la receptoría de esa organización”, se dice en el documento y, a renglón seguido, añade que cuando finalice la negociación “el resultado será informado a los medios de acuerdo con lo establecido… en el ánimo de mantener actualizada a la afición cubana”.

Como se conoce, para cumplir sus objetivos deportivos en la campaña pasada, los Piratas de Campeche acordaron con las autoridades del béisbol la integración a su selección elite del jugador del cuadro interior Michel Enríquez (baja por lesión), el inicialista Yordanis Samón (baja por bajo rendimiento) y el jardinero Alfredo Despaigne.

Despaigne, de las tres, fue la única transacción rentable, toda vez que sus compañeros se combinaron para apenas ocho hits en 43 turnos y, en contraste con ese magro rendimiento, el outfielder bateó .338 de average (45 hits en 133 veces al bate) en 33 juegos de pelota, con seis dobles y ocho jonrones, 24 impulsadas, .364 de OBP, .564 de slugging, tres bases robadas en cuatro intentos, 27 ponches-cuatro bases por bolas (la relación ponche-boleto fue su única estadística negativa) y apenas un error a la defensa.

En la franquicia de los Piratas de Campeche, selección que con marca de 47-63 terminó en el séptimo lugar entre los ocho contendientes del circuito sur en la LMB, laboran varios técnicos cubanos, entre ellos el preparador de pitcheo Pedro Pérez y el manager Eduardo Martin Saura, indica al final de su nota la FCB.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido