Víctor Mesa, ¿qué pasa por tu cabeza?


Confieso que no vi su enésima expulsión de un juego de béisbol. Estoy a miles de kilómetros del estadio Latinoamericano; pero los reportes de prensa que leí en Internet son demoledores. Entiendo que muchos de mis colegas no simpatizan con él; pero, una vez más, mi ídolo deportivo vuelve a dar motivos para que los medios y, especialmente, los fanáticos la emprendan con él.

Después de lo ocurrido en el III Clásico Mundial, donde asumió un “mea culpa” que, quizás, otros debieron compartir con él (¿dónde estaban los dirigentes de la Federación nacional?), Víctor Mesa Martínez entró en una zona de silencio. Todos hablaban sobre sus decisiones, gestos, declaraciones; pero el genial jardinero central de Villa Clara parecía eludir las presentaciones públicas.

Su regreso a los titulares mediáticos fue el peor posible. Ante las cámaras de la televisión nacional, en el comienzo de la segunda fase de la 52 Serie Nacional, Víctor hizo un papelazo que pudiera convertirse en una sanción; pero, más allá de los posibles partidos de suspensión, su imagen ha vuelto a quedar muy dañada y los argumentos para defenderlo cada vez escasean más.

¿Lanzó a propósito los pelotazos el relevista matancero a los bateadores de Industriales? No lo sé. Repito que no presencié el partido; sin embargo, ¿por qué la discusión subida de tono de Víctor? ¿Por qué el irrespeto al espectáculo, al colocar a un jugador de cuadro como relevista, en el quinto inning? Con estas acciones, como era de esperarse, Víctor ha recibido fortísimas críticas y no pocos aprovechan el momento para exigir su dimisión al frente del equipo nacional (ya sabemos que, en Cuba, si no ganas un torneo internacional y hace mucho tiempo que no se triunfa en un evento importante, pues “rueda la cabeza” del director. Si alguien lo duda, puede preguntarle a Antonio Pacheco, Esteban Lombillo, Alfonso Urquiola, Eduardo Martín Saura). Más allá de los éxitos en un terreno de béisbol, el manager de la selección de un deporte que es pasión nacional tiene que mantener, inexorablemente, la mejor imagen. Lamentablemente, con Víctor Mesa no ha sucedido esto y, aunque me duela escribirlo, discusiones tontas como la que protagonizó en el Latinoamericano podrían costarle mucho más que unos partidos de suspensión.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

8 comentarios sobre “Víctor Mesa, ¿qué pasa por tu cabeza?

  • el 28 marzo, 2013 a las 9:17 am
    Permalink

    También soy ferviente admirador de Víctor, pero comparto tú punto de vista, pero ese siempre ha sido Víctor Mesa, de jugador, siempre dijo lo que pensaba a cualquier nivel y al que lo quisiera escuchar, yo estuve viendo el partido y esta acción de enviar a lanzar a un jugador, no es la primera vez que se ve en una serie nacional, el gran Ramón Carneado, un domingo llamó a Eulogio Osorio desde el jardín central para lanzarle a Elpidio “pillín ” Mancebo y no se acabó el mundo.
    Sucede, que Mesa y el equipo Cuba no pudo ganar en el Clásico y ahora cualquier cosa que haga, lo mirarán con lupa, a mí, en lo particular, me gusta su forma de dirigir, pero desgraciadamente, muchos aficionados tienen la memoria flaca, el trabajo de Víctor en la pasada serie en Matanzas, ya se ha olvidado y es por eso, que prefiero que el siga manteniendo su personalidad por que cuando la cambie, dejará de ser Víctor Mesa.

  • el 28 marzo, 2013 a las 4:29 pm
    Permalink

    Miguel Ernesto y “Pitcher”,
    Yo admiro en Víctor Mesa-manager sus virtudes como conocedor del beisbol, su capacidad de explotar al máximo las posibilidades de los miembros de su equipo a través de su exigencia y su sabiduría, su maldad – en el mejor sentido de la palabra – para conducirse en el juego y sacar provecho de las imprecisiones del contrario, en general su experiencia y conocimientos… pero el hombre tiene defectos muy graves que para mi están asociados a problemas de personalidad que superan una y otra vez su intención de mostrarse con más mesura en el terreno y como figura pública que es.
    Soy de los que piensa que debe dejar las riendas del equipo nacional, pero no porque haya perdido en el Clásico y se utilice su reciente desatino como una excusa. El problema es mucho más profundo: necesitamos una mente más sana para dirigir la selección.
    Les aseguro que si se le hace un examen psicológico de rigor – y hablo muy en serio – la mente de Víctor no está en su sano juicio, el hombre está enfermo señores, esa prepotencia y su necesidad de ser centro a toda costa tienen su origen en evidentes insuficiencias internas, en una necesidad de sobresalir para compensarlas. En un Confesiones de Grandes habló algo de su niñez, problemas con sus padres o algo así, me gustaría volver a verlo porque creo que por ahí anda el origen de todo este asunto.
    Hay que buscar a alguien que tenga las “virtudes beisboleras” de Víctor y además sea capaz de dirigir con ecuanimidad, de dar una palmada en el hombro a quien sin querer acaba de fallar y sobre todo de hacer equipo en el más exacto y gerencial sentido de la palabra, porque esto último implica expulsar a los que no merezcan estar pero también darle el tratamiento adecuado a los que forman parte de ese equipo, a los que se lo ganaron.
    Vargas tiene varias cosas que pulir todavía, sobre todo algunos caprichos que le restan técnicamente, incluyendo el uso del pitcheo; pero en tratar como un caballero, o más aún, como un padre a sus discípulos es hoy por hoy el número uno en Cuba. De todas formas yo sigo diciendo que Anglada es el mejor y más completo si llegara a ser una opción (está en el extranjero, creo que en Panamá) y de los que están en la serie simpatizo mucho con Iday Abreu.
    Hay que tener un balance para dirigir en cualquier lugar, mucho más al máximo nivel de algo tan serio para los cubanos como el beisbol. Víctor está muy lejos de ser una persona capaz de ponderar las cosas en su justa medida,
    saludos, Cmario.

  • el 31 marzo, 2013 a las 9:39 pm
    Permalink

    Hola a Todos, Coincido en mucho con cmario y también con el articulo, a mi me ha gustado en parte la dirección de Victor, pero a veces se la va la mano.
    ahora en cuanto a lo que hizo ese dia, quisiera expresar que es verdad que se ha hecho otras veces, (COMO DEICE PICHER) ahora mucho aficionados aprovechan para pasarle la cuenta, pero hay que ver que las otras veces que se han puesto jugadores a lanzar que no son precisamente picher, se ha hecho en situaciones diferentes, el mismo Vargas cerró una vez que ya a Industriales no le quedaban mas lanzadores (no recuerdo quien era el director)
    Ahora aquí es completamente diferente, no porque sea Víctor Mesa.
    Señores el lunes acaban de tomar una medida que hace que eso sea ilegal.
    Hay que establecer que lanzador abre y quien releva.
    la comisión nacional debe aclarar que medida se toma con quien no lo haga.
    y si se puede poner a relevar un jugador de cuadro.
    ¿podrá también abrir?
    Entonces Roger Machado, pondrá a Vladimir como Jardinero Central, Abro con un jugador cualquiera, después que haga tres lanzamientos, lo envío para el Jardín central, y traigo a Vladimir.
    Da lo mismo la combinación, así lo puedo poner cuando yo quiera, porque el director del quipo Cuba, el que aboga por la especialización, también lo hace.
    hay muchas cosas que incidieron en el problema.
    no quiero extenderme.
    Nadie quiere lanzar mal y Lazo no estaba bien y Víctor quitó los que calentaban y le dijo arriba que esto es tuyo y eso es posible lo haya descontrolado o que no tenia opción para salir sino era que lo sacara el arbitro

    • el 4 abril, 2013 a las 1:32 am
      Permalink

      Saludos José Luis y gracias por tu comentario!

      Víctor consideró, en una entrevista ofrecida a OnCuba Magazine, que la prensa la había emprendido con él…¿Realmente? Hubo muchas críticas en los blogs, pero esta vez el 32 se las merecía. No es serio que un director coloque a un jugador de cuadro a lanzar, recuerdo que la última vez que vi eso en Grandes Ligas fue en un partido que se extendió a 17 entradas y el director de los Phillies ya no tenía a más relevistas y tuvo que colocar al defensor de la 2da base. La Comisión Nacional estableció como obligatorio nombrar a los abridores y relevistas, pero creo que no dijo nada sobre utilizar a los jugadores de cuadro, así que supongo que a partir de ese hecho hasta coloquen una nueva cláusula en el reglamento. Más allá de este hecho (si es violación o no del reglamento), lo que me molestó mucho, desde la distancia, es que Víctor Mesa declare abiertamente que el “show es él”, que las personas iban al Latino a verlo, a gritarle (esto lo declaró en OnCuba). Tanta autosuficiencia roza la estupidez. Quizás sea cierto que las personas disfrutan el “espectáculo del 32”, pero de ahí a declarar que van a verlo y que al otro día el estadio estaba “vacío porque él no podía estar”, pues realmente me decepciona

  • el 3 abril, 2013 a las 7:36 pm
    Permalink

    Para mí que han formado una tormenta en un vaso de agua… No es para tanto caballeros.

    Sí, es verdad que Víctor tiene el ego alto, pero analizamos lo sucedido con la cabeza fría.

    1. El juego estaba más que desproporcionado en ese momento (perdido)
    2. Víctor le confía el juego a Lazo para que lo termine, porque de hecho, quitó a todos los del calentamiento. (Nótese que ahora para los managers cada juego vale, porque solamente los 4 primeros van a Play off)
    3. A matanzas no le sobra el pitcheo, el juego del día siguiente por poco lo pierden, pues se lo empataron a nueve.
    4. El árbitro, sin advertir, viendo el Bull pen vacío, expulsa al pitcher
    5. Según tengo entendido, hay que buscar porque no estoy seguro, al momento de expulsar al pitcher es automática la expulsión del manager (esto es lo que está regulado cuando se aprecia intencionalidad en el pelotazo), por lo que a Víctor en ese momento le dio igual decirle loco al árbitro, porque ya el daño se lo había hecho.
    6. Trae a Tamayo, y lo que nadie tampoco dice es que Tamayo tiró 2,1 sin permitir limpias, y permitiendo un solo hit.
    7. Matanzas con su pitcheo gana el 2do y el 3er juego de la subserie.

    Al final las cosas le salieron muy bien, y el que esté inconforme, que dirija entonces un equipo de pelota.

    • el 4 abril, 2013 a las 1:33 am
      Permalink

      Pedrín!! Que la pasión por Matanzas no te ciegue. Recuerda que Víctor Mesa es mi ídolo, pero cosas como estas me decepcionan y no poco. Te invito a que leas lo que dijo el director de los Marlins de Matanzas sobre la expulsión, en una entrevista que concedió a OnCuba Magazine (http://www.oncubamagazine.com/deportes/victor-mesa-el-show-soy-yo/), échale un vistazo y dime qué te parece. Mira, si esto lo hubiera hecho Juan Miguel Gordo (otro director muy polémico) o hasta Lázaro Vargas (el manager de tus “queridos” Industriales), entonces de seguro no habría despertado tanta polémica, pero resulta que víctor Mesa todavía es el director de la selección nacional, además de las características de una personalidad que, al parecer, ha aumentado enormemente su ego (“hasta me quieren en Estados Unidos”), por tanto compadre, sus acciones inevitablemente van a tener mayor repercusión. Víctor se queja de la prensa que lo critica…parece que olvidó sus tiempos de director en México, donde las críticas son a “rajatablas” y donde no existen tantos compromisos y cercanías, por lo que los periodistas se sueltan a criticar. Creo que las críticas se quedaron cortas; pero no solo con Víctor Mesa, sino con todo lo que sucede en el béisbol nacional. A Matanzas no le sobra el pitcheo (por eso pidió refuerzos en esa área), pero es absolutamente irrespetuoso colocar a un jugador de cuadro a trabajar. Esto es impensable en otras Ligas más serias; además, a nadie se le ocurriría dejar a un lanzador que reciba “palo tras palo”, sin nadie en el bullpen, es una pésima práctica que ha utilizado no solo Víctor Mesa. Eso demuestra cuán mal estamos. El árbitro no tiene que advertir para expulsar, ni tampoco preocuparse por el bullpen vacío…si está vacío es problema del director. Matanzas ganó los otros dos partidos de la serie (primera vez que derrota a Industriales en una serie, en 2 años, y los azules si mantiene ese paso perdedor no estarán entre los 4 grandes); pero me niego a apoyar que el “fin justifique los medios” y, por supuesto, no creo que la decisión de Víctor de dejar a Lazo en el montículo “para cuidar a su staff de relevistas” haya influido en ese resultado. Un abrazo mi socio

  • el 11 abril, 2013 a las 6:49 pm
    Permalink

    Con tantas opiniones sobre el mismo colega, espero que ya la comisión nacional sepa el por que Cuba quedo en quinto lugar del Clásico, es increíble como a veces no nos queremos dar cuenta de lo que hace daño, Víctor Mesa esta de mas dirigiendo cualquier equipo de béisbol en Cuba, déjenlo de recuerdo para la historia. Ahora porque le estén saliendo bien las cosas con Matanzas no se confíen ni olviden lo pasado, pronto la hará de Nuevo. Todavía no olvido la imagen de nuestros peloteros en el clásico aterrados de tener a un loco dirigiéndolos, prácticamente no querían ni terminar de servirle al contrario para no vece en la situación de lidera en el banco con aquel. Ni los Piche querían lanzar, que barbaridad.

  • el 26 abril, 2013 a las 6:17 am
    Permalink

    Aquellos que dudan quien es V Mesa, lean la entrevista El show Soy Yo, que aparece en CubaSi, después de ello reflexionar si alguien así puede ser director de equipo, es más si puede estar la frente de un “piten de barrio”.

Comentarios cerrados.