Reposo turbulento para Leinier Domínguez

Leinier estuvo muy cerca de derrotar a Nakamura
Leinier estuvo muy cerca de derrotar a Nakamura

La primera parte del Grand Prix de ajedrez, que se celebra en Londres, no ha sido fácil para el Gran Maestro Leinier Domínguez. Sus cinco partidas culminaron en tablas; pero, en realidad, esos empates fueron poco pacíficos porque el cubano se vio obligado a defender posiciones complicadas y, además, afrontó demasiados problemas con el control del tiempo.

Un rápido recorrido por los cinco duelos permite comprender las presiones a las que ha estado sometido el cubano. Contra el holandés Anish Giri se las arregló para compartir la unidad, en 59 movimientos, a pesar de jugar con dos peones de menos. Al día siguiente, la situación fue similar: ante el ruso Alexander Grishuk llegó al final de torres con desventaja material de un peón; no obstante, logró la división del punto.

Luego, en la tercera ronda, Domínguez sufrió menos con el israelí Boris Gelfand; pero la tensión regresó frente al jugador de menor coeficiente ELO del certamen. El uzbeco Rustam Kasimdzhanov—campeón mundial de la FIDE, en 2004—tuvo un final favorable; sin embargo, el cubano volvió a mostrar su gran ecuanimidad defensiva y alcanzó el empate.

La quinta partida de Leinier parecía ser la más compleja de todas, ya que el estadounidense Hikaru Nakamura fue considerado como el principal favorito del evento, por su ELO de 2783 puntos. El cubano, con blancas, planteó nuevamente la apertura Ruy López y, en el medio juego, la posición lucía igualada; aunque esto cambió por causa del principal problema de Leinier en Londres: el pobre control del tiempo.

Los jugadores tiene una hora y media para cumplir los primeros 40 movimientos. En ninguna de las cinco partidas Domínguez ha alcanzado, con suficiente tiempo en el reloj, este plazo. Lo peor sucedió en el duelo ante Kasimdzhanov, donde el cubano pensó nada menos que ¡10 minutos! para realizar la primera movida. Frente a Nakamura, a la altura del movimiento 25, a Leinier solo le quedaban 12 minutos.

Esto lo forzó a jugar muy rápido y cometió dos imprecisiones consecutivas. El estadounidense tomó el control; pero tampoco estuvo acertado en sus decisiones. Además, Leinier encontró las mejores respuestas y los motores de análisis, en la retransmisión en vivo de la partida por el sitio web Chessdom, le otorgaban ventaja. De haber entregado su alfil, por el peón de g6, en la jugada 69, probablemente habría obtenido el triunfo más importante de su carrera.

Durante más de seis horas y 90 movimientos, Leinier trató de romper la resistencia de Nakamura; pero fue imposible. Un empate, contra un jugador de 2783 puntos, siempre será un excelente resultado, solo que, al menos esta vez, Domínguez estuvo muy cerca de la victoria.

PAZ SOBRE EL TABLERO

Por primera vez en el torneo las seis partidas de la ronda concluyeron en tablas. Michael Adams y Anish Giri llegaron a un final de alfiles del mismo color, con siete peones para cada jugador. La posición estaba completamente igualada, por lo que firmaron la paz en el movimiento 34.

El duelo entre Vassily Ivanchuk y Alexander Grishuk también concluyó en pocas jugadas (26) y lo mismo sucedió en el enfrentamiento del azerí Mamedyarov contra Boris Gelfand (34). Además, Wang Hao y Rustam Kasimdzhanov regresaron temprano al hotel, pues decidieron cambiar las piezas rápidamente y arribaron a un final de damas muy parejo, que terminó en 35 movimientos. Por último, Veselin Topalov y Peter Leko estuvieron un poco más de tiempo frente al tablero; aunque el resultado fue igual: empate en  54 movidas.

La tabla de posiciones la lidera Gelfand, 3,5 puntos. Lo persiguen muy de cerca Leko y Grishuk, quienes acumulan tres unidades. Luego marchan cinco ajedrecistas, entre ellos Domínguez, con 2,5 puntos y cierran cuatro jugadores que totalizan dos unidades.

Hasta el momento han predominado las tablas en la capital británica: de las 30 partidas efectuadas, solo seis tuvieron decisión. Este bajo porcentaje de victorias (20%) de seguro no sido la noticia más agradable para los organizadores del evento.

CARUANA SORPRENDIÓ EN FINAL DE MAESTROS

El mundo de las 64 casillas ha estado muy activo en septiembre. Mientras se desarrolla el Grand Prix, en Londres y se prepara el torneo Karpov, en Poikovsky— donde jugará el cubano Lázaro Bruzón— comenzó en Sao Paulo el Grand Slam de Maestros. Este es un fortísimo torneo, en el que intervienen Magnus Carlsen, Levon Aronian, el actual monarca universal Viswanathan Anand, Sergey Karjakin, Fabiano Caruana y Francisco Vallejo.

La primera jornada tuvo resultados muy interesantes. Carlsen trató de forzar al máximo su duelo contra Caruana; pero cometió dos errores que le costaron la partida. Además, Aronian volvió a mostrar su mejor juego—ganó la medalla de oro, en la Olimpiada de Estambul—y dominó sin problemas al ruso Karjakin. Después de un largo período de inactividad, desde su defensa exitosa de la corona universal, Anand volvió al tablero y dividió el punto contra Vallejo.

En la segunda fecha, Carlsen no perdonó a Vallejo; Caruana siguió inspirado, al doblegar a Karjakin; mientras Anand y Aronian dividieron el punto.

Publicado en CubAhora

RESULTADOS DE LEINIER DOMÍNGUEZ EN LONDRES

Oponente ELO Resultado Apertura / Defensa
Anish Giri 2730 Tablas Defensa Petroff
Alexander Grishuk 2754 Tablas Apertura Inglesa
Boris Gelfand 2738 Tablas Defensa Siciliana
Rustam Kasimdzhanov 2684 Tablas Ruy López
Hikaru Nakamura 2783 Tablas Ruy López

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido