Claves de Leinier Domínguez para escapar del fondo

Carlsen, un prodigio esquivo para Leinier
Carlsen, un prodigio esquivo para Leinier

Apenas faltan tres rondas para que concluya el súper torneo Ciudad de Linares, que ha reunido en esa ciudad española a cuatro de los diez primeros jugadores del ranking mundial, y el cubano Leinier Domínguez es el único de los ocho participantes que todavía no ha conseguido un triunfo.

Después de su excelente actuación en otro fortísimo evento, el Corus, las expectativas con Leinier eran muy altas antes del inicio del Linares; sin embargo, la realidad ha sido más dura: a pesar del evidente avance en su nivel de juego, el cubano necesita enfrentarse con mayor asiduidad a rivales tan exigentes como los que ha tenido en Holanda y España. Solo entonces se podría esperar un mejor resultado.

Tampoco es para alarmarse. De las once partidas efectuadas en Linares, el cubano solo ha perdido dos y entablado nueve. Es cierto que con 4,5 puntos marcha en la última posición y esto pudiera funcionar como un elemento negativo de presión, porque deberá obtener por lo menos 1,5 unidades en las tres partidas restantes para cumplir con la expectativa de su ELO de 2717 puntos.
El cubano comenzó la segunda ronda del evento contra el líder Alexander Grishuk y ciertamente tuvo algunas oportunidades que fueron contrarrestadas por el europeo quien ha tenido un magnífico torneo. Con negras, Leinier optó otra vez por la defensa Gruenfeld y las tablas se pactaron en el movimiento 47.

UN PRODIGIO ESQUIVO

Al día siguiente el cubano enfrentó al rival más complicado de su historia: el prodigio noruego Magnus Carlsen. En el Corus el llamado “Mozart del ajedrez”—una denominación que muchos consideran puramente comercial, aunque nadie duda de la calidad del joven—había derrotado a Leinier. En el primer duelo en Linares la partida concluyó en tablas, en solo 18 jugadas.

En su segunda oportunidad, Carlsen buscó un poco más de acción y con negras escogió la popular variante dragón de la defensa Siciliana. Ambos se lanzaron abiertamente al ataque por flancos diferentes y el noruego coordinó mejor la acción de sus piezas, gracias a lo cual alcanzó una ventaja decisiva de dos peones; sin embargo, Leinier se negó a rendirse y siguió luchando en una posición completamente perdida. Ya en el movimiento 54 el error fue garrafal, pues dejó un caballo sin defensa que fue capturado por Carlsen.

La derrota sin dudas afectó a Leinier; pero tuvo que reponerse con rapidez ya que el próximo rival era el campeón mundial, el indio Viswanathan Anand. El titular no ha estado bien en Linares y solo acumula un triunfo; no obstante, la partida fue difícil y con negras el cubano pudo encontrar una continuación que le permitió simplificar notablemente la posición y el final de torres concluyó en tablas sin las complicaciones que se presagiaban en el medio juego.

Ya Leinier había concluido sus enfrentamientos ante el monarca, el prodigio y el líder; pero le quedaba otro hombre dispuesto a repetir su venganza de la cuarta ronda: Levon Aronian. En su partida anterior, el armenio venció a Leinier en un extenso cotejo que se extendió durante casi siete horas.

Una vez más el cubano abrió con el peón rey y la apertura Ruy López derivó en un sistema cerrado anti-Marshall, muy similar al planteado por Leinier en el torneo Corus. El europeo lógicamente no quiso seguir la línea del encuentro en la ciudad holandesa que terminó en un costoso revés.

Ahora Aronian alcanzó una mejor posición por la actividad sus peones en el flanco dama y Leinier llegó a un final de torres con peón de menos; sin embargo, encontró las continuaciones correctas y en el movimiento 56 le entregó la torre a su rival quien no tuvo más remedio que aceptarla y el rey del cubano quedó “ahogado”, es decir, sin poder realizar un movimiento válido y, por tanto, de esta inusual manera se firmó el empate.

Con 4,5 puntos Leinier aparece ubicado en la última plaza del Linares; aunque solo está separado por media unidad del azerí Radjabov y el chino Wang quienes serán dos de sus tres próximos contrarios. Un triunfo contra cualquier de ellos—nada fácil si se tiene en cuenta que ambos superan al cubano en el coeficiente ELO—sería suficiente para que Leinier escapara del sótano.

La tabla de posiciones del Ciudad de Linares, cuando restan tres jornadas, muestra a Grischuk como único líder, con 7 unidades. Detrás se ubica Vassily Ivanchuk, 6; igualados en el tercer puesto están Carlsen, Anand y Aronian con 5,5.

Publicado en Cubahora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido