Leinier Domínguez ¡campeón de la Copa Cuba de ajedrez online!

El Gran Maestro Leinier Domínguez superó 3,5-2,5 a su homólogo Lázaro Bruzón en el match final de la primera edición de la Copa Cuba de ajedrez online que se jugó, íntegramente, en la plataforma Lichess.

Los dos grandes favoritos antes de que se moviera la primera pieza de este sui géneris certamen protagonizaron un duelo muy interesante, que se decidió en la sexta partida.

El match comenzó con dos tablas consecutivas, en las partidas a cinco minutos. Leinier Domínguez condujo las negras y optó por la Berlinesa. Logró un peón de más en el final de torre-caballo-alfil, pero no había forma de aprovechar esa ventaja material, así que acordaron la paz en 52 movimientos.

Luego, con blancas, Leinier jugó e4 y, tal y como sucedió en las tres partidas en las que llevó las negras en este match, el tunero optó por la defensa Philidor (1…d6). Este cotejo terminó en tablas, en 60 movimientos. En el final de caballo contra caballo, Bruzón tenía un peón de ventaja y, además, contaba con casi un minuto en el reloj, por apenas cinco segundos Leinier; pero el tunero al parecer no se dio cuenta y repitió movimientos, por lo que la plataforma Lichess de inmediato concedió las tablas.

El mini match de blitz a tres minutos comenzó con otro empate. Leinier defendió las negras, sobre el tablero apareció la Berlinesa y tras 33 movimientos firmaron la tercera tabla consecutiva, ya que el final de dama, caballo y siete peones para cada uno estaba igualado.

La cuarta partida (segunda a tres minutos) parecía que iba por el camino de las anteriores. Con negras, Bruzón utilizó la defensa Philidor; pero, en el movimiento 22, cometió un gravísimo error, al avanzar su peón hasta a6. De inmediato, Leinier hizo Txd7 y Bruzón aceptó su fracaso, porque si tomaba la torre, entonces recibiría jaque con el caballo en b6 y saldría con pieza de menos.

Bruzón estaba contra la pared, ya que con un punto más, Leinier ganaría el match. En la primera partida bullet (a dos minutos), llegaron a un final de alfil contra caballo y tres peones por bando, pero a Leinier se le acabó el tiempo, así que el duelo se empató a 2,5.

No era difícil pronosticar que el match se decidiría en la partida de Ajedrez 960; sin embargo, no fue necesario llegar hasta allí. En el último cotejo bullet, ante otra defensa Philidor de Bruzón, Leinier alcanzó un final de torre con peón de ventaja. Desesperado, Bruzón lo intentó todo, pero tras desaparecer las torres, no había nada más que hacer, ya que el peón blanco por la columna «f» coronaría antes.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *