Abreu y Despaigne, dos cubanos en Juegos de Estrellas

José Dariel Abreu y Alfredo Despaigne no han tenido su mejor temporada en Grandes Ligas y Japón respectivamente; pero, de cualquier forma, lograron números atractivos para convencer a los fanáticos que votaron por incluirlos en el Juego de Estrellas.

Despaigne comenzó mal su segundo año con los Halcones de Fukuoka y su promedio no termina de superar los 235; sin embargo, está en el Top 10 de jonrones e impulsadas, así que obtuvo un puesto en el roster de la Liga del Pacífico, aunque no recibió una invitación para participar en el derby de jonrones, celebrado en el estadio Fujisakidai de Kumamoto. La Liga del Pacífico superó al equipo de la Liga Central en los dos partidos (7-6 y 5-1).

El granmense participó en los dos encuentros: en el primero salió de emergente en el sexto inning, bateó de 2-2, con una impulsada; mientras, en el segundo desafío, recibió una base por bolas y falló en su otra oportunidad al bate.

“Pito” Abreu estuvo por primera vez en un Juego de Estrellas en 2014. Ese año fue considerado el mejor “novato” de la Liga Americana. En sus cuatro campañas con los Medias Blancas de Chicago ha superado los 20 jonrones y las 100 carreras impulsadas y probablemente en 2018 también alcance estas cifras; a pesar de caer en un profundo slump en junio. Hasta el momento ha conectado 13 cuadrangulares y ya sobrepasó las 50 empujadas. Los fanáticos le dieron a Abreu los votos suficientes para que el cubano sea el titular de la primera base por la Liga Americana, en el Juego de Estrellas que se celebrará en Washigton. Curiosamente, “Pito” superó en la votación a otro cubano que ha tenido un rendimiento más estable: Yuliesky Gurriel, de los Astros de Houston.

Abreu se convirtió en el primer jugador de los Medias Blancas de Chicago, desde el miembro del Salón de la Fama, Frank Thomas, en 1996, en ser titular en un Juego de Estrellas. Veremos cómo le va a este formidable jugador, de 31 años, que necesita cambiar de equipo cuanto antes, ya que los Medias Blancas están envueltos, una vez más, en una terrible temporada.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido