1000 jits de José Dariel Abreu, otro récord del mejor bateador cubano del siglo XXI

José Dariel Abreu acaba de añadir otro récord que consolida su posición como el mejor bateador cubano en Grandes Ligas en lo que llevamos de siglo XXI: arribó a los 1000 jits, en una temporada, su sexta en las Mayores, en la que ya superó nuevamente las 100 carreras impulsadas.

Durante 10 años “Pito” Abreu fue indetenible en las Series Nacionales. En esas 10 campañas, siempre con Cienfuegos, disparó 918 jits, de ellos 167 dobles y 184 jonrones; además, impulsó 593 carreras. En 2013 salió del país y su odisea para llegar a Grandes Ligas incluyó un azaroso viaje, en el que tuvo que comer, en pleno vuelo, una página de su pasaporte.

Los Medias Blancas decidieron firmar al cubano, por seis años y 68 millones de dólares. Quizás algunos pensaron que aquella era una “apuesta arriesgada”; pero hoy, en realidad, luce como el mejor negocio que haya hecho una franquicia hundida en la mediocridad. Abreu ha sido, por mucho, el bateador más completo del equipo durante seis años.

En 2014 ganó el premio al Novato del Año, al disparar 36 cuadrangulares e impulsar 107 carreras. En sus cuatro primeras campañas superó siempre los 25 jonrones y las 100 remolcadas. La racha terminó en 2018, cuando las lesiones lo limitaron a solo 128 juegos. En su currículo ya aparecen, además del ROY, dos Bates de Plata y tres participaciones en el Juego de Estrellas.

José Dariel Abreu se convirtió en el octavo cubano que alcanzó la cifra de 1000 jits en las Mayores y el quinto de los que ha jugado en Series Nacionales. En la historia de las Mayores, más de 1300 peloteros han logrado este hito; pero solo 252 llegaron a los 2000 imparables. ¿Podrá arribar a esta cifra “Pito”?

Lamentablemente, su equipo ni siquiera se ha acercado a la postemporada en más de un lustro. En no pocas ocasiones el nombre de Abreu se ha mencionado en un posible cambio de jugadores, para apoyar la “reconstrucción de la franquicia”; pero lo cierto es que la directiva de los Medias Blancas se ha negado a traspasar a su pelotero más importante.

Cuando muchos pensaban que, a sus 32 años, el rendimiento de Abreu iba en caída libre, pues el cubano ha tenido, en 2019, una formidable campaña. Cuando quedan 30 partidos para el final, “Pito” ya tiene 102 impulsadas, por lo que su máximo histórico en este departamento (107) caerá en poco tiempo. Además, podría superar, por cuarta ocasión, la cifra de 30 cuadrangulares (tiene 28).

Al finalizar la actual campaña, Abreu entrará en la agencia libre. El cubano ha acumulado estadísticas que le permitirían jugar en equipos realmente competitivos; sin embargo, todo parece indicar que llegará una oferta de los Medias Blancas para que el cienfueguero siga en la Ciudad de los Vientos por ¿4? años más.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *