El otoño del Patriarca, versión Antonio Becali

El Doctor en Ciencias de la Cultura Física y el Deporte, Antonio Becali, acaba de ingresar en la lista de los ex. Tres brevísimos párrafos leídos con voz de circunstancia por Rafael Serrano, el presentador más reconocido del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana, fueron suficientes para que entendiéramos que el Doctor había salido por la puerta del fondo del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), tras “deficiencias afrontadas en su trabajo”.

¿Cuáles fueron esos problemas? La nota no aclara las “deficiencias”. Ese tipo de notas, ya sabemos, son tan escuetas que nos obligan a realizar hipertextos mentales ante cada palabra para ¿entender? algo más allá del hecho, que en este caso es el despido del Doctor Becali. No pasará a ocupar otras responsabilidades. Despedida (o).

Si se hubieran tomado en cuenta, como elementos evaluadores, los resultados alcanzados en eventos múltiples en el último lustro hace mucho tiempo que Becali habría abandonado el cargo más importante en el sistema deportivo en Cuba. El retroceso en todas las disciplinas era muy evidente, aunque el ex Presidente del INDER se había encargado de mostrar un optimismo risible en diversos escenarios. Entonces, no creo que su salida se deba únicamente al segundo lugar en la tabla de medallas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Barranquilla, meses atrás. Ni a que nadie recuerde cuándo fue que el béisbol ganó un título importante. Ni a que los mejores atletas en tantas disciplinas se encuentren residiendo en el extranjero, sin atisbos de un reencuentro con su país. La culpa, la maldita culpa, claro que la tiene alguien, pero no solo Becali.

El nuevo titular del INDER es nada menos que…uno de los vicepresidentes que trabajaba bajo las órdenes de Becali, Osvaldo Vento. “Política de cuadros”, llaman a este movimiento y yo me pregunto si las críticas al Doctor no pueden aplicarse también a su equipo de colaboradores más cercanos.

Creo que poco cambiará en el INDER con el nuevo Presidente en la oficina, porque ya sabemos que los ámbitos de decisiones sobre el deporte en Cuba traspasan ampliamente los muros de la Ciudad Deportiva. En pocos meses tendremos los Juegos Panamericanos, en Lima. Becali no se cansó de repetir que Cuba volvería al segundo lugar. Este pronóstico “tan científico” siempre pareció poco serio. Veremos si Vento mantiene la misma idea, no solo con relación a un lugar en la tabla de posiciones.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *