Luis Severino cambia su dieta para evitar fatigas

Luis Severino es la principal estrella de la rotación abridora de los Yankees de Nueva York para la temporada 2019. En las últimas dos campañas, el dominicano sintió que, en los meses finales, la fatiga muscular le impedía rendir de la misma forma y esto incidía negativamente en sus resultados. Para resolver este problema tenía al menos dos posibles caminos: probar Ostarine, un complemento de los SARMS muy efectivo para mejorar la fuerza, la resistencia y aumentar la regeneración muscular o cambiar sus hábitos alimentarios.

Ostarine no produce efectos secundarios y pertenece al grupo de moduladores selectivos del receptor de andrógenos (SARM). Para las personas, Ostarine es efectivo porque evita el desgaste muscular y contribuye a quemar el exceso de grasa corporal. Los amantes del fitness lo utilizan en todo el mundo, ya que lo consideran una alternativa muy segura a los esteroides; no obstante, para los atletas de alto rendimiento es recomendable consultar las normas específicas de cada deporte, porque determinadas dosis pueden llegar a ser consideradas no válidas por las autoridades antidopaje.

Severino tiene 24 años y trabajó casi 200 innings en 2017 y 2018. Al final de la campaña anterior, el director de los Yankees, Aaron Boone, decidió darle un tiempo extra de descanso entre aperturas, porque el derecho había mostrado que cinco días no era suficiente para recuperar totalmente su cuerpo. Esto fue todavía más evidente en los playoff, ya que Severino estuvo bien en su primera salida, en el duelo de comodines, ante los Atléticos de Oakland; pero, luego, frente a los Medias Rojas de Boston, en el tercer juego de la serie divisional, fue bateado ampliamente y esto resultó decisivo en la debacle de los Mulos de Manhattan, en el revés por 16 a 1.

Ante esto, Severino decidió que, para evitar las fatigas, debía cambiar sus hábitos alimentarios. En República Dominicana, donde vive y entrena, consultó a varios nutricionistas y estos le sugirieron eliminar alimentos habituales en su mesa como el pollo frito, dulces y otras comidas rápidas. Severino confiesa que no le fue nada fácil habituarse al cambio. En su dieta entraron los vegetales (que odia) y aumentó el consumo de agua; además, también optó por correr más kilómetros diarios. Todavía es muy pronto para conocer si la estrategia dio resultado, pero al menos el lanzador se presentó a los entrenamientos primaverales con 15 libras de menos.

Boone considera que Severino será el lanzador de los Yankees el Día Inaugural y debe mantenerse en la cima de la rotación a lo largo de la campaña. Su rendimiento será clave en las aspiraciones de un equipo que peleará por regresar a la Serie Mundial. Los Mulos no hicieron grandes contrataciones, pero sí garantizaron un nuevo brazo, con la llegada de James Paxton y mantuvieron a J.A. Happ. Estos dos, junto a Severino, Masahiro Tanaka y CC Sabathia (en lo que será la temporada del adiós) conforman una prometedora rotación; además, el cuerpo de relevistas con Zack Britton, Adam Ottavino, Dellin Betances, Aroldis Chapman puede considerarse el más completo en Grandes Ligas. ¿Será suficiente para destronar a los Medias Rojas?

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido