Rams vs. Chiefs: el Súper Bowl soñado en una NFL sin defensa

Kyrie Irving dijo en voz alta lo que muchos pensamos tras observar los cada vez más abultados marcadores en la NBA: en esa liga ya no se defiende tanto. Algo similar ocurre en la NFL, donde las ofensivas adquieren mucha más importancia y los TD caen por todos lados. El ejemplo más fehaciente fue el festival de puntos que protagonizaron los Rams de Los Ángeles y los Chiefs de Kansas City, en lo que constituyó el tercer partido con mayor anotación en la historia de esa competición.

Rams y Chiefs han sido los mejores equipos en cada conferencia esta temporada. Ambos son guiados por mariscales de campo muy jóvenes, pero con un enorme talento. De seguro ahora en Kansas City no extrañan el hecho de dejar ir a Alex Smith, porque lo logrado por Patrick Mahomes hasta el momento ha sido absolutamente espectacular. En Los Ángeles, Jared Goff ha ganado confianza en sí mismo, apoyado por una línea ofensiva muy completa. Esto, unido a la fuerza de Todd Gurley, por mucho el corredor más temido en la NFL, convierte a los Rams en el principal favorito para llegar al Súper Bowl por la Nacional.

El choque entre Rams y Chiefs comenzó rodeado de polémica y terminó con 105 puntos en la pizarra. Esta cifra quedó cerca del récord que es de 113 puntos, logrado en 1966, en un duelo entre Redskins (41) y Giants (72).  Los fanáticos mexicanos se quedaron con las ganas de presenciar este partido, previsto inicialmente para el Estadio Azteca, pero la NFL decidió mover el desafío hacia Los Ángeles, porque consideró que el césped de la icónica instalación no cumplía los requisitos exigidos. ¿Cuánto hubo de cierto esto? No me queda claro. Al menos la liga ratificó que regresaría en 2019 a México, el país latinoamericano donde se vive y sigue con mayor pasión el fútbol americano.

¿Tendremos un Súper Bowl entre Rams y Chiefs? En la Nacional ningún otro equipo ha lucido tan bien como los Rams. En la Americana, la batalla será más complicada. Los Steelers finalmente quedaron libres del culebrón de Le´Veon Bell y tienen la fuerza suficiente para pasar por encima de los Chiefs; los Patriots han tenido una temporada irregular, pero ganarán sin problemas el Este y, una vez en los playoff, la experiencia de un envejecido Tom Brady valdrá doble; en el Sur, los Texans están en una racha impresionante. Por tanto, Kansas City tiene a tres rivales de una enorme fuerza, así que es muy difícil situarlo en el Súper Bowl.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *