Medias Rojas de Boston, campeón de la Serie Mundial 2018 y mejor equipo del siglo XXI

Medias Rojas de Boston acaba de reafirmarse como el equipo del siglo XXI en las Grandes Ligas. En un contexto en el que ninguna franquicia ha logrado títulos consecutivos desde los Yankees, en 2000, es comprensible que los de Fenway Park, con sus cuatro coronas, sean considerados los más completos de una centuria que todavía no deja atrás sus dos primeras décadas. Un elemento ha caracterizado a los Medias Rojas en la conquista de sus anillos: la capacidad de nunca darse por vencidos.

En 2004, tras 86 años de la “Maldición del Bambino”, se sobrepusieron a un 0-3 frente a los Yankees, en la Serie de Campeonato de la Liga Americana; en 2007 estuvieron debajo 1-3 contra los Indios; en 2013, los Cardenales de San Luis tomaron ventaja de 2-1 en la Serie Mundial. En todos los casos, Boston logró recuperarse. En 2018, la historia fue similar.

Después de ganar 108 partidos en la temporada regular, los Medias Rojas enfrentaron en la Serie divisional al archirrival, los Yankees de Nueva York. No pocos pensaron que, tras dividir honores en el Fenway Park, los “Mulos de Manhattan” arrasarían en su feudo; sin embargo, Boston respondió con la mayor paliza que han recibido los Yankees en playoff. Luego, en la discusión del título de la Liga Americana, Medias Rojas cedió en el primer partido, ante los Astros de Houston y muchos pensamos que se repetiría lo de 2017, cuando la franquicia texana dejó en el camino a Boston. Esta vez no sucedió así y Medias Rojas ganó los siguientes cuatro desafíos para regresar a la Serie Mundial.

La ventaja de 2-0 parecía indicar que el Clásico de Otoño de 2018 no regresaría al Monstruo Verde; sin embargo, los Dodgers de Los Ángeles obtuvieron una espectacular victoria, 3-2, en un maratónico juego de 18 innings y 7 horas y 20 minutos de duración, el más extenso de todos los tiempos en playoff, y volvieron a meterse de lleno en la Serie. Horas más tarde, en el cuarto desafío, los bates de Boston siguieron dormidos hasta que Chris Sale les habló con dureza a sus compañeros y aquello “parece que despertó” a los Medias Rojas. El repunte fue intenso ya que, en tres innings, anotaron nueve carreras y dejaron KO a los Dodgers.

En el quinto juego, David Price volvió a ser inmenso y enterró, definitivamente, el “cartelito” de lanzador no ganador en playoff. Del otro lado, Clayton Kershaw, el mejor pitcher del mundo en temporada regular, volvió a decepcionar a los fanáticos de una franquicia que no obtiene una Serie Mundial desde 1988.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *