Tatami puzzle para impulsar la fiebre por el tenis de Novak Djokovic

El serbio Novak Djokovic ha vuelto a la cima del tenis. Todavía no es el número uno del listado de la ATP, pero por el nivel mostrado en los últimos torneos, especialmente en Wimbledon y el US Open, no es difícil predecir que, en un futuro no lejano, retornará a la posición en la que ha estado durante 223 semanas. Lo que ha sucedido con “Nole” en los últimos dos años puede servir de ejemplo para los más jóvenes tenistas, ya que el jugador logró sobreponerse a disímiles problemas físicos y mentales y con un fuerte entrenamiento, tanto en casa, quizás en un suelo de tatami puzzle, como en las canchas más modernas, logró salir del bache.

El palmarés de Djokovic es impresionante: ha ganado 14 títulos de Grand Slam, cinco coronas de Finales ATP, 31 ATP World Tour Masters 1000 y 12 torneos ATP World Tour 500. Su figura es icónica para no pocos niños que sueñan con alcanzar la gloria (y los ingresos millonarios) del serbio, quien inició sus andaduras por las canchas de tenis cuando apenas tenía 4 años. Muchos lo intentarán, tal vez ninguno lo consiga, pero para esa futura estrella todo comenzará por obtener en las mejores y más económicas tiendas, como Fiebretenis, los implementos que necesitará para el largo camino hacia la cima. ¿Cuáles son los accesorios imprescindibles? Todo comienza por elegir raqueta de tenis para niños que se ajuste a las características del joven jugador.

Aquí es muy importante tener en cuenta que existen raquetas para niños muy pequeños hasta otras para edades que oscilan entre 5 y 7 años. Es posible seleccionar diferentes tamaños de raquetas, que van desde las 15 a las 27 pulgadas de largo, así como también hay diversidad de colores, como azul o rosa. En la misma medida en que el niño vaya progresando en sus habilidades tenísticas y crezca en tamaño habrá que adquirir raquetas más grandes. Los padres y entrenadores prestan mucha atención a todos los implementos y a la manera en que se utilizan, pues es lógico que haya temor a una posible lesión, aseguran los especialistas traumatólogo Talca, una clínica con amplia experiencia en ortopedia infantil y también en adultos.

Para los niños más pequeños, una de las raquetas de tenis más empleadas en la actualidad es “Le Petit”, pensada para infantes entre 1 y 2 años. Esta raqueta está considerada como la más ligera del mundo, ya que solo mide 43 centímetros de largo y al emplearla el objetivo es que el niño no solo aprenda a utilizarla, sino que mejore la coordinación de los movimientos de sus manos con sus ojos.

Con el paso del tiempo, la raqueta de 17 pulgadas será insuficiente y de continuarla utilizándola podría frenarse el desarrollo del niño. Entonces, a partir de los 5-6 años, es necesario acudir a una raqueta mayor, de 19 pulgadas. No pocos fabricantes incluyen en este accesorio personajes famosos de dibujos animados y varias de las marcas más prestigiosas, como Wilson y Head, tienen versiones de este tipo de raqueta. Ya en esta edad, los futuros tenistas pueden comenzar a jugar con pelotas de tenis de espuma, antesala de su primer encuentro con pelotas de tenis reales.

Al llegar a los 7-9 años, los padres deben adquirir para sus hijos raquetas más grandes: es el momento de pasar de las 19 pulgadas hasta las 23; aunque tampoco se deben forzar etapas, por lo que los expertos no recomiendan dar el salto directamente hacia las 25 o 27 pulgadas. Ya llegará el momento para ello. La transición por las 23 pulgadas facilita que el niño desarrolle sus habilidades con la raqueta y aprenda a controlar la dirección de las pelotas de tenis con cada golpeo. En este período es común acudir a pelotas de baja presión.

Un niño de 10-11 años, de buenas condiciones físicas, ya podría manejar una raqueta para adultos; sin embargo, en el caso de aquellos que sean de altura media o pequeña, es recomendable un paso intermedio, que incluya raquetas entre 25 y 26 pulgadas. Aquí los golpeos son más fuertes, así que no es inusual que se rompan algunas cuerdas.

Además de las raquetas, el futuro tenista necesitará otros accesorios, entre ellos pelotas, zapatillas, ropa adecuada, grips y overgrips para lograr más seguridad en el agarre y redes; pero ningún aditamento puede sustituir al entrenamiento físico, por lo que no son pocos los que utilizan un suelo de tatami puzzle en casa, para que el niño pueda entrenar en la comodidad del hogar. Estos tatamis son muy útiles, fáciles de pegar, de cortar, de lavar y los materiales con los que están confeccionados no son tóxicos.

Mientras el futuro campeón se prepara, con las mejores raquetas y suelos de tatamis, el serbio Novak Djokovic sigue entrenando, con una dieta estricta. Sabe que alcanzar el total de títulos de Grand Slam del suizo Roger Federer parece muy difícil, pero, ¿por qué no intentarlo?

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido