Millones de dólares y el rostro de Gerard Piqué impulsaron mutación de la Copa Davis

Después de 118 años, la Federación Internacional de Tenis ha firmado la orden de defunción de la “antigua” Copa Davis. Su reemplazo será un Campeonato mundial…que mantendrá el nombre, una propuesta impulsada por los millones de dólares del grupo inversor Kosmos, que ha tenido al futbolista del Barcelona, Gerard Piqué, como rostro más reconocible del proyecto.

La Copa Davis atravesaba por un mal momento y no era un secreto que las principales figuras preferían “esquivar” su presencia en este evento. A algunos les parecía un disparate jugar partidos a cinco sets (un sistema que solo se emplea en los cuatro Grand Slams), mientras otros apuntaban al verdadero problema, desde mi punto de vista: los premios en metálico no lucían suficientemente atractivos.

A río revuelto, ganancia para el grupo Kosmos, que puso sobre la mesa una propuesta difícilmente rechazable: 3000 millones de dólares, por los próximos 25 años. Países con gran tradición en la Davis, como Gran Bretaña y Australia, se opusieron al entierro del formato tradicional del centenario evento, pero pesaron más los otros votos de las otras federaciones.

¿Cómo será la nueva Copa Davis?

– El evento lo disputarán 18 países (primero en seis grupos de tres y luego en cruces desde cuartos de final), en una sede europea, entre el 18 y el 24 de noviembre de 2019.

– De los 18 equipos participantes, 12 lograrán su plaza en una clasificación que se desarrollará en febrero de 2019, otros cuatro serán los semifinalistas de la actual edición (España, Francia, Estados Unidos y Croacia) y los dos restantes serán invitados.

– La bolsa de premios para los jugadores será de 17,5 millones de dólares y las Federaciones obtendrían 7,6 millones de euros. Este fue, indudablemente, el punto que terminó por convencer a los “indecisos”.

– Adiós a los cinco sets: todas las series se jugarán con dos partidos de individuales y uno de dobles, en el mismo día y al mejor de tres sets, con tie breaks.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *