La depresión de Keylor Navas en el Real Madrid

Durante cinco años, el costarricense Keylor Navas ha defendido la portería del Real Madrid. En un lustro, el tico ha sido clave en los principales triunfos del club merengue y en su amplísimo palmarés aparecen desde tres Ligas de Campeones consecutivas, hasta dos Mundiales de clubes. En estos éxitos, Navas ha sobresalido por sus atajadas salvadoras y un juego muy estable; sin embargo, esto no luce suficiente para el presidente Florentino Pérez, quien ha buscado insistentemente un reemplazo para Keylor.

Primero Pérez lo intentó con la fallida “operación” por David de Gea, y ahora todo parece listo para la llegada del belga Thibaut Courtois. Ante estos claros mensajes, es comprensible la posible depresión de Keylor Navas quien siente, como le ha pasado a otros futbolistas, que nada de lo que haga será suficiente para la cúpula directiva. Ha declarado en más de una ocasión que luchará por la titularidad y que no piensa irse del Real Madrid, con el que tiene contrato hasta junio de 2020; pero, ¿es posible avizorar un escenario en el que Navas y Courtois intercambien el puesto? No me parece.

Courtois siente afinidad por la capital española. Allí brilló con el Atlético de Madrid, antes de salir hacia el Chelsea. En tres temporadas en Londres, el belga ha defendido la portería de ese club en 154 partidos y en 58 de ellos no permitió ni un gol. Con el Chelsea, Courtois ganó dos Liga Premier, una FA Cup y una Copa de la Liga inglesa. Todavía tiene un año de contrato, pero, antes el interés del Real Madrid y la posibilidad de regresar a España, donde estudian sus hijos, el belga ha presionado para que lo dejen ir. Eventualmente lo conseguirá.

En el Mundial de Rusia 2018, Courtois fue de menos a más y sus intervenciones en el duelo de cuartos de final, ante Brasil, fueron decisivas para mantener la ventaja belga en el marcador. La FIFA lo premió como el Guante de Oro y esto hizo que, indudablemente, su valor en el mercado creciera. El mercado de portero parece que también ha entrado en un frenesí al alza y Liverpool, que trata de olvidar con todas sus fuerzas al infortunado Loris Karius, pagó a la Roma la asombrosa cifra de 62,5 millones de euros más 10 en variables para llevar a Anfield al brasileño Allison.

Navas siempre fue defendido por Zinedine Zidane, quien zanjó todo posible debate al declarar que el tico era su portero e, incluso, detuvo el fichaje de Kepa en el mercado de invierno. Pero ya no está el francés, ni tampoco Cristiano Ronaldo y el Real Madrid no ha logrado los fichajes galácticos de antaño, así que Florentino Pérez mantendrá la pugna por hacerse con Courtois, a cambio de un pago de 35 millones de euros.

La llegada del belga marcará la puerta de salida para Navas. Eso de que la “lucha sana” por el puesto entre dos porteros de reconocida calidad ayuda al equipo, porque crea competencia, raras veces ha funcionado. Uno de los dos querrá jugar siempre. El Barcelona sabe de esto, porque tuvo que lidiar con Claudio Bravo vs. Ter Stengen, en el que el germano terminó victorioso. Ahora, con el claro apoyo de la directiva del Madrid, Navas sabe que tiene todas las de perder.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido