Hasta nunca Kirsan Ilyumzhinov: la FIDE tendrá nuevo presidente

Después de 23 años como presidente de la Federación internacional de ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés), el polémico multimillonario Kirsan Ilyumzhinov ha decidido no presentarse a la próxima elección que se realizará el próximo 3 de octubre, durante la Olimpiada mundial, en Batumi, por lo que la organización que rige los destinos del juego ciencia tendrá, finalmente, un nuevo titular.

La determinación de Ilyumzhinov llegó después de que la Federación rusa eligiera a Arkady Dvorkovich como su candidato presidencial. Sin el apoyo de su principal aliado, el hombre que alegó haber sido abducido por extraterrestres, no tuvo otra alternativa que renunciar a una posición a la que se había aferrado a pesar de los múltiples problemas por los que atravesó la FIDE bajo su mandato.

Los 23 años de mandato de Ilyumzhinov marcan la segunda mayor cifra al frente de la FIDE, solo superado por los 25 de Alexander Rueb, quien fuera el primer presidente de una organización que se ha caracterizado por mantener mucho tiempo (demasiado) a un mismo hombre en la presidencia (recordemos que el filipino Florencio Campomanes estuvo 13 años).

El conflicto entre Ilyumzhinov y otros oficiales de la FIDE se recrudeció en los últimos dos años, especialmente después de que el banco suizo UBS cerrara la cuenta de la FIDE, porque Ilyumzhinov había recibido sanciones por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ya que supuestamente el ruso había ofrecido apoyo al gobierno de Siria.

Detrás de todo esto se esconde (o resulta muy evidente) un enfrentamiento por el control del ajedrez, que coloca frente al tablero a la parte rusa y la “otra”, opuesta a que el país con mayor cantidad de Grandes Maestros siga controlando los destinos del juego ciencia. En este juego de ajedrez político, plagado de corrupciones, golpes bajos e intrigas, los únicos perdedores son los jugadores, que siguen sin contar con una organización realmente independiente que sea capaz de expandir al juego.

Ilyumzhinov era una fuente constante de conflictos, por lo que su salida del tablero (al menos, en apariencia) probablemente sea saludada por todo el mundo. Veremos cómo le va al futuro presidente, que incluyó en su fórmula presidencial a un latinoamericano: el veterano GM peruano Julio Granda.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *