El Súper Bowl, espectáculo, diversión y dinero

El próximo 5 de febrero tendrá lugar la edición número 51 del Super Bowl, el evento más esperado del invierno del deporte norteamericano, aunque también suele tener repercusión en países como México y otros latinoamericanos. Y es que el Super Bowl no es solamente una final para decidir quién será el campeón de la temporada 2016 de la NFL sino que también es un show con todas las reglas en el que se mezclan espectáculos de música con el deporte. El gran evento tendrá lugar en el NRG Stadium de Houston, Texas, que será la sede de la final por tercera vez en su historia y a través de este choque se decidirá qué equipo tendrá el honor de ser el nuevo campeón, con al menos un año de gloria asegurado.

Ganar el Super Bowl es un reconocimiento tan grande que todos los equipos que luchan en la NFL trabajan duro un año entero para lograrlo. Su prestigio universal es muy elevado y ya es un evento seguido en todas partes del mundo, además la edición LI, es decir la que se disputará ahora, ha sido muy bien organizada de antemano por su importancia y de hecho se requirió que el estadio en el que se jugara estuviera perfectamente restaurado. Por eso ganar este año supondrá todavía más prestigio. De paso vamos viendo las estadísticas y las tendencias que describen a los campeones de los últimos años del Super Bowl en los que la Conferencia de Fútbol Americana (AFC) ha estado dominando tras ganarle por tres veces de cuatro a los de la Conferencia de Fútbol Nacional (NFC) con Baltimore Ravens, los New England Patriots y los Denver Broncos en levantar el título de campeón.

Las estadísticas de la última década dicen que, en efecto, los conjuntos de la AFC han sido muy superiores tanto en el número de yardas ganadas (377 contra 361) como en cuanto al promedio de puntos anotados por partido (28,1 contra 26,4), cifras que explican perfectamente la superioridad de los equipos de la AFC, que según lo expertos demuestran hacer un juego más atractivo a través de un juego más ofensivo y divertido, reflejado no solamente por los puntos anotados sino que también por los puntos concedidos. En lo que va de temporada los Patriots son los más fuertes de la AFC, lo que los hace como los favoritos para ganar el Super Bowl con una cuota de 3.50. Mientras, en la NFC, los Falcons de Atlanta salen ligeramente favoritos ante los Packers.

El espectáculo está listo para empezar, a la vuelta de la esquina. Las apuestas ya están calentando el clima de Houston, que no defraudará a los aficionados de la NFL de todo el mundo.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido