Frederich Cepeda, jonrón en su despedida de los Gigantes de Yomiuri

Frederich Cepeda terminó oficialmente su primera temporada (¿única?) con los Gigantes de Yomiuri de la mejor manera posible: con un jonrón, en el cierre del noveno inning; aunque, realmente, este batazo de poco sirvió a las aspiraciones del equipo más seguido en Japón que fue barrido en cuatro partidos por los Tigres de Hanshin.

Cuatro meses atrás, la contratación de Cepeda por los Gigantes marcó un hito en la historia del béisbol cubano: por primera vez un pelotero activo en las Series Nacionales recibió el permiso de las autoridades para jugar en el máximo nivel profesional de Japón (luego llegaron otros tres jugadores: Yuliesky Gourriel, Alfredo Despaigne y Héctor Mendoza). Las expectativas con Cepeda eran enormes; pero sus resultados estuvieron lejos de lo esperado.

El cubano comenzó como cuarte bate y en los primeros partidos mostró potencialidades; pero luego cayó en un gran slump que lo llevó primero al banco y después a las Ligas Menores. Además, sufrió una lesión en el hombro y calcificación en el codo.  En 52 partidos (la mayoría como bateador emergente), Cepeda promedió para 194 (108-21), con 3 dobles, 6 cuadrangulares, 18 carreras impulsadas, 23 boletos y ¡38 ponches! Esta última cifra tal vez sea de las más llamativas, porque el cubano es conocido por su gran capacidad para discernir lanzamientos y su baja frecuencia de ponches.

Los Gigantes ganaron la Liga Central, con una amplia diferencia de 7 partidos sobre los Tigres de Hanshin; sin embargo, en la serie playoff, la historia fue completamente diferente, pues los Tigres sorprendieron a todos al barrer a los súper favoritos Gigantes.
Cepeda tuvo acción en 3 de los 4 partidos del playoff, siempre como emergente. En el primero desafío, efectuado el 15 de octubre, el cubano recibió una oportunidad, en el séptimo inning, cuando los Gigantes amenazaba con acercarse en el marcador (perdían 4 a 1); pero, con dos corredores en circulación, Cepeda bateó para doble play.

Luego, en el tercer encuentro, el director de los Gigantes confió nuevamente en Cepeda. Yomiuri perdía 4 a 2, en el octavo capítulo. Con dos outs, el equipo colocó a dos corredores en circulación; pero Cepeda falló en fly al jardín izquierdo.

La debacle de los Gigantes se completó un día después. Los bateadores de Hanshin la emprendieron desde el primer inning con el abridor Yuki Koyama y marcaron cuatro anotaciones que decidieron, desde temprano, el juego. En la novena entrada, Cepeda disparó jonrón por el jardín derecho. Creo que fue la mejor despedida posible, aunque el resultado del equipo haya sido desastroso. ¿Volverá Cepeda a los Gigantes? No me parece…aunque sí creo que otros equipos de la NPB podrían interesarse por el espirituano, para la próxima temporada (aunque de seguro el posible salario sería inferior a los 1,47 millones de dólares que recibió ahora).

Vea además:
Familia de Cepeda regresa de Japón

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido