El baloncesto cubano…muy lejos de los tiempos de Lázaro Borrell

Borrell (al centro, de blanco), sin dudas mi jugador favorito del baloncesto cubano
Borrell (al centro, de blanco), sin dudas mi jugador favorito del baloncesto cubano

Recuerdo los tiempos, cada vez más lejanos, en que el baloncesto cubano era competitivo. En los primeros años de la década del noventa, cuando no sabíamos qué iba a pasar en este país al día siguiente, la Liga Superior de baloncesto surgió como uno de los espectáculos deportivos más interesantes en Cuba, solo comparable con la Serie Nacional de béisbol.

En varias ocasiones asistí a la “Sala Amistad” de Santa Clara, para presenciar las demostraciones ofensivas de Lázaro Borrell, con los Lobos de Centrales. El gran Borrell, sin dudas el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos en Cuba, era indetenible. También recuerdo, con un poco de nostalgia, debo reconocer, aquellos playoffs entre Capitalinos y Centrales, donde todos se entregaban en pos del título de la Liga. Era una generación dorada de baloncestistas, tal vez solo comparable con la que en los años setenta brilló en varios eventos, desde un Campeonato Mundial hasta el inolvidable bronce olímpico de Múnich, en 1972.

El talento ofensivo del santiaguero Ángel Oscar Caballero, la rapidez en los pases de Roberto Carlos Herrera, la fuerza bajo los tableros de Ruperto Herrera Jr. se unía al liderazgo de Borrell y los resultados no tardaron en aparecer. Cuba jugó el Mundial de Canadá, en 1994 y obtuvo excelentes resultados en los torneos Centrobasket. Parecía un momento de cambio y, por ejemplo, Borrell y Ángel Oscar pudieron jugar dos temporadas en Argentina, como profesionales; pero esos contactos terminaron.

En 1999 Cuba ganó el Centrobasket, en La Habana, al derrotar a un excelente equipo de Puerto Rico, con Piculín Ortiz en las filas. Ese mismo año, comenzó la debacle: en el torneo preolímpico de San Juan, Borrell, junto a Roberto Carlos, Ángel Oscar y Héctor Pino optaron por no regresar. Atrás quedaron, para siempre, las finales atractivas de la Liga Superior. Borrell tuvo una breve inserción en la NBA, con los entonces Seattle Supersonics (él y Andrés Guibert son los únicos que han podido jugar a ese nivel); mientras,  el baloncesto cubano comenzó un acelerado retroceso que, difícilmente, pueda superarse.

Las salidas continuaron y quizás el otro jugador con características similares a Borrell, Geofrey Silvestre, también abandonó una delegación en España, en 2009. Ahora las noticias que llegan desde Puerto Rico son alarmantes: en medio del torneo Centrobasket, cinco jugadores de la selección nacional “desaparecieron” y dejaron al equipo con solo siete atletas. Realmente es doloroso que ocurran estas cosas en una competencia.

¿Qué hacer entonces? ¿Cómo evitar que el talento deportivo se pierda de esta manera? ¿Qué necesitamos variar para acabar de adaptarnos al mundo contemporáneo? Tengo otra pregunta: ¿dónde podría estar el baloncesto cubano si pudieran unirse los talentos esparcidos por todo el mundo? Quizás no podríamos competir con los grandes del continente (Estados Unidos, Argentina y Brasil); pero, de seguro, nunca caeríamos ante Bahamas.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

3 comentarios sobre “El baloncesto cubano…muy lejos de los tiempos de Lázaro Borrell

  • el 24 junio, 2012 a las 9:20 pm
    Permalink

    Estoy totoalmente de acuerdo..pero eso depende de decisiones al mas alto nivel y que en medios de las rectificaciones del aparato estatal incluya la posibilidad de retirar la tarjeta blanca y que cuialquier ciudadano pueda entrar y salir de su pais sin necesidad que el gobierno lo autorize incluso que pueda jugar en cualquier liga y despues representar a su pais…como hacen todos los jugadores del mundo sin convertirse en un traidor a su patria o bandera… creo que en pleno siglo 21 esas limitaciones son no solo obsoletas..sino exclusivas y no inclusivas…los boxer cubanos muchos de ellos millonarios podrian ir a Cuba ..residir alla e incluso invertir alla ..al igual que los peloteros..o nosotros los medicos y otros profesionales…creo que eso ayuda a todos..sobre todo a las capas menos favorecidas al crear puestos de trabajo temporales y permanente..el small business es lo que mueve una economia y el deporte es mas economia que arte….si favorece a los cubanos de a pie..todos se veran favorecidos..quisiera que se dejase a un lado la politica en el deporte, y en otras esferas y nos concentremos como lograr que nuestro pueblo..incluidos y no limitados a los deportistas vivan mejor en su patria,…que es de todo. Estas son manifestaciones que deberian tener una red light para futuros cambios..apuesto que asi sea …Por que en Cuba no se pueden dar series delCaribe??…Carteleras de boxeo PPV??….y otros eventos de primera clase??…por favor…espero que en nuestra Cuba prime la cordura y el menos comun de los sentidos: el sentido comun!!,,,.Bye.

  • el 26 diciembre, 2012 a las 12:40 am
    Permalink

    Eso lo dije hace tiempo y me complace que se esten dando pasos en ese sentido..podrian ser l mas rapido,,,pero son pasos positivos..Saludos

  • el 15 junio, 2013 a las 5:42 pm
    Permalink

    pensemos por un momento que Kevin Duran podría jugar por Cuba, el mejor jugador de la NBA y así unos 7 jugadores mas, ademas del talento que tenemos en Cuba. Un país como el nuestro tiene una riqueza importante y esa es el talento. Yo vivo en España y cuando juegan el Europeo y el mundial, Los hermanos Gasol, Ibaca, Rikky Ribio son recibidos en España como héroes por representar a su país en la esfera deportiva, Recordemos que hoy en día los deportistas profesionales son los embajadores nuestros en todos los países donde puedan jugar.

Comentarios cerrados.