Festejo de un culé por el cumpleaños del Real Madrid

El club de fútbol más premiado del siglo XX acaba de cumplir 110 años de existencia. Hasta los que no simpatizamos con los merengues tenemos que reconocer la grandeza del equipo y de su impresionante estadio.

Al visitar el museo del “Santiago Bernabéu” nos transportamos en el tiempo y cuando recorremos los triunfos del Real Madrid y sus decenas de trofeos estamos también realizando un tour por el fútbol del siglo pasado y, por supuesto, también el actual; aunque, como sabemos, la mayor cantidad de lujosas-valiosas Copas pertenecen a la centuria anterior.

Recorrí, con mucha calma y admiración—lo admito—el “Santiago Bernabéu” en octubre de 2011 y las imágenes del estadio que tuvo su primer partido oficial en 1947 me acompañarán por siempre. El ambiente dentro de la instalación era de fiesta, no solo porque el Real Madrid vive ahora, con José Mourinho y los millones de Florentino Pérez, una mejor etapa que la del lustro anterior, sino porque, al menos para mí, pisar el césped, sentarme en las gradas, entrar a la sala de prensa fue una forma, otra, de aproximarme a un lugar donde se han escrito varias de las mejores historias del más universal de los deportes.

ALGO DE HISTORIA
En una de las tantas pantallas del museo en el “Bernabéu” apareció ante mí, al igual que en el “Camp Nou”, la bandera cubana. Este fue otro momento de orgullo, porque es grato comprobar que en la lista de jugadores “merengues” hay varios cubanos, entre ellos los tres Giralt, junto a  Inchausti, López Quesada, Neyra y Ferrer.

El “Bernabéu”, con sus llamativas cuatro torres, con elevadores panorámicos, fruto de una reciente remodelación, también ha acogido a los más importantes certámenes del fútbol. Durante la Eurocopa de 1964 fue sede del partido final, en el que España sorprendió por 2 goles a 1 a la Unión Soviética.

Luego, en el Mundial de 1982, el “Bernabéu” recibió cuatro encuentros, entre ellos el esperado duelo por el título entre Italia y la Alemania federal. Los azurris, dirigidos por Enzo Bearzot, ganaron por 3 goles a 1, con anotaciones de Rossi, Tardelli y Altobelli y, de esta manera, levantaron por tercera ocasión el trofeo de campeón mundial.

En el “Santiago Bernabéu” se han desarrollado cuatro finales de la Liga de campeones de la UEFA. La más reciente fue la de 2010, cuando el Inter de Milán, dirigido por José Mourinho, venció por 2 goles a 0 al Bayern de Múnich y así cerró una temporada perfecta, en la que obtuvo 3 títulos.

Aunque nos duela a los que seguimos al Barcelona, no con el oportunismo de los que se han sumado al carro de la victoria, gracias a los éxitos de la era Guardiola, sino los que sufrimos desde que Louis van Gaal quiso convertir a los culés en una filial holandesa, el regreso del Real Madrid a su mejor nivel competitivo es una buena noticia. Así se disfrutan más los triunfos sobre ellos. Entonces, felicidades para los merengues…Es un club enorme, al que solo le sobra la arrogancia y los millones de euros que recibe Mourinho.

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido