Ortiz y el genio de un talento cubano

Un año atrás el Gran maestro holguinero Isán Ortiz estuvo cerca de lograr el título nacional de ajedrez. Para completar ese objetivo tenía que vencer a su homólogo villaclareño Yuniesky Quesada; sin embargo, cayó en la primera partida del match final y apenas entabló la segunda.

Doce meses después, Isán ganó, frente al tablero, una segunda oportunidad de luchar por la corona cubana, porque su triunfo en el evento semifinal le abrió las puertas de los matches donde enfrentará a los tres mejores ajedrecistas cubanos: Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón y Yuniesky Quesada.

En los últimos años el campeonato cubano había perdido credibilidad. Las ausencias de Domínguez y Bruzón—permitidas por el reglamento de la Comisión nacional que cuidaba, con esa medida, sus elevados coeficientes ELO— le restaban brillo al torneo, porque para nadie era un secreto que el triunfador realmente no era “el ajedrecista más completo del país en ese momento”.

Era necesario encontrar una solución y de seguro los seguidores del ajedrez cubano saludaron, en 2012, la organización de matches en los que los jugadores de mayor ELO— Domínguez, Bruzón y Quesada— lucharán junto a un cuarto clasificado por el título nacional.
La elección de la sede para la final provocó polémicas, porque en un inicio los matches solo se celebrarían en un hotel de la zona turística de Jardines del Rey, en Ciego de Ávila. Si se hubiera mantenido esto, entonces esas esperadas partidas habrían sido presenciadas por pocos fanáticos cubanos. Luego vino una rectificación y al menos el duelo por la corona sí se desarrollará en la capital de Ciego de Ávila. La fecha estuvo bien pensada, ya que el evento tendrá lugar después del “Memorial Capablanca”, previsto para la primera quincena de mayo, en La Habana.

ORTIZ Y MIRANDA, LO MEJOR DE LA SEMIFINAL
Isán Ortiz tuvo un comienzo poco convincente en el grupo. Por su ELO de 2553 puntos—séptimo del ranking nacional—fue considerado uno de los principales favoritos; sin embargo, un revés ante Lelys Martínez complicó mucho su posición. No obstante, el holguinero culminó con triunfos sobre Yuri González, Luis Lázaro Agüero y Roberto Gómez, por lo que avanzó como líder, con 6,5 puntos.

En la otra agrupación se produjo una enorme sorpresa: un prometedor talento del ajedrez cubano, de solo 19 años y doble monarca nacional juvenil, Elier Miranda, culminó invicto en las nueve rondas y garantizó un puesto en el match semifinal.

Nadie contaba con Miranda, porque su ELO de 2367 era el penúltimo entre los 20 participantes; sin embargo, el joven Maestro FIDE, entrenado por Osmany Pedraza, jugó de forma impecable y con sus cuatro triunfos y cinco tablas superó a Grandes maestros como Aramís Álvarez—sexto del ranking nacional—, Omar Almeida y Juan Borges.

Con sus 6,5 puntos en nueve partidas, Miranda aumentó en ¡49 puntos! su ELO y logró una norma de Gran maestro. Ya en el match contra Ortiz, el villaclareño cometió errores; además, consumió demasiado tiempo y esto fue aprovechado por Isán quien le propinó su único revés del certamen.

Durante la segunda partida del duelo, Miranda, con negras, trató de forzar; pero ante una posición igualada se firmó el empate que le otorgó a Ortiz la clasificación a la gran final, donde enfrentará en el primer match al gran favorito: Leinier Domínguez, número 21 del listado mundial, por su ELO de 2730 puntos. En el otro enfrentamiento, Bruzón, con 2694—si le sumamos las unidades obtenidas en el torneo Tata Steel—chocará contra Quesada.

Para Ortiz el triunfo también le abrió un poco más las puertas del equipo cubano que intervendrá en la Olimpiada de Turquía, prevista para el verano. Ante la salida definitiva de la selección del pinareño Fidel Corrales, la lucha por los dos puestos restantes podría ser fuerte entre Ortiz, Holden Hernández y Aramís Álvarez.

ARAMÍS Y CATALÁ, CAMPEONES NACIONALES DE BLITZ
Durante la celebración de la final femenina y la semifinal masculina, en Holguín y Ciego de Ávila, se organizó el primer campeonato nacional de ajedrez blitz. Entre las chicas sobresalió la Maestra FIDE matancera Ivette Catalá quien totalizó 11,5 puntos en 15 partidas. Con igual cantidad de unidades finalizó la granmense Sulennis Piña; mientras la villaclareña Jennifer Pérez concluyó tercera, 10,5 puntos.

Entre los hombres, el Gran maestro villaclareño Aramís Álvarez fue el más rápido de un certamen que reunió a 30 jugadores, entre ellos Jesús Nogueiras, quien no estuvo en la semifinal de ajedrez clásico.

Álvarez hizo seis puntos en las nueve rondas y alcanzó el título de campeón nacional al aplicarse el sistema de desempate Bucholz, pues otros jugadores, como Nogueiras, Lelys Martínez, Yaser Borges, Liordis Quesada y Sandro Pozo también lograron seis unidades.

Publicado en CubAhora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

Un comentario sobre “Ortiz y el genio de un talento cubano

Comentarios cerrados.