Bruzón sin pasaje de regreso a Wijk aan Zee

Pentala Harikrishna fue el sorpresivo ganador del grupo B
Pentala Harikrishna fue el sorpresivo ganador del grupo B

Lázaro Bruzón tenía dos aspiraciones en su regreso a Wijk aan Zee, sede del fortísimo torneo Tata Steel: ganar el grupo B, para así asegurar un lugar en el certamen elite, en 2013 y obtener las unidades suficientes que le permitieran arribar a los tan añorados 2700 puntos de coeficiente ELO.

El Gran maestro cubano no cumplió ninguno de sus dos objetivos en la pequeña ciudad holandesa; sin embargo, el balance final no fue del todo negativo, porque después de un impreciso comienzo, el tunero realmente mejoró su nivel y cerró con seis victorias y dos derrotas. Esta actuación le posibilitó aumentar en tres puntos su coeficiente que sería ahora de 2694.

Antes de que se moviera la primera pieza en el grupo B, todos consideraban a Bruzón como el principal favorito. Su ELO de 2691 era superior en 14 puntos a sus más cercanos rivales, el holandés Sergey Tiviakov y el ruso Alexander Motylev; además, no enfrentaría a contrarios de mucha fuerza. El inicio fue fatal para el cubano, ya que inclinó su rey contra el indio Pentala Harikrishna (2665). Probablemente nadie imaginó que ese resultado decidiría el grupo.

Durante las siguientes jornadas el cubano supo lidiar con posiciones difíciles y brilló en su victoria sobre el ruso Vladimir Potkin. Esta fue su mejor partida del certamen y despertó las esperanzas cuando faltaban cuatro rondas. Entonces vino un rápido y decepcionante empate contra Tiviakov, sin dudas el encuentro en que Bruzón lució menos combativo. Esta división lo alejó un poco más del líder, Harikrishna.

A pesar de esa división del punto, Bruzón todavía aspiraba al primer lugar, pues su calendario final era menos complicado que el de sus rivales, Harikrishna, Motylev y el sorprendente holandés Erwin L’Ami. En la oncena ronda el cubano chocó contra uno de los prodigios más seguidos del momento: el ucraniano Illya  Nyzhnyk, de apenas 15 años.

Frente al joven europeo Bruzón sintió la presión del tiempo. Con pocos segundos en el reloj, antes de llegar al primer control, en el movimiento 40, el tunero colocó su torre en la casilla f4. Quizás cualquier otra jugada hubiera conducido a las tablas. Nyzhnyk de inmediato comprendió cuál era su plan ganador y cinco minutos más tarde Bruzón reconoció la derrota.

El revés dejó a Bruzón sin posibilidades. En las últimas dos fechas el cubano venció al italiano Daniele Vocaturo—jugó en el Capablanca 2011—y al local Sipke Ernst; sin embargo, Harikrishna se las arregló para entablar y así culminó en la primera plaza, con medio punto de ventaja sobre Motylev y Bruzón. Por tanto, el indio obtuvo el principal premio: una invitación segura al grupo elite del Tata Steel 2013.

ARONIAN AGUANTÓ LA PRESIÓN
El grupo elite tuvo la máxima categoría que otorga la Federación internacional, por los 2755 puntos de ELO promedio. Entre los 14 participantes los dos primeros ajedrecistas del ranking mundial, el noruego Magnus Carlsen y el armenio Levon Aronian, eran los favoritos y mantuvieron esa condición hasta la ronda final.

La última jornada prometía ser muy entretenida, porque Aronian enfrentaba al azerí Teimour Radjabov, quien había jugado muy bien en Wijk aan Zee. Un triunfo de Radjabov le hubiera permitido igualar en la cima. De seguro Carlsen deseaba ese resultado, porque si él vencía a Loek van Wely—el único jugador con un ELO inferior a 2700— se produciría un triple empate en el primer lugar.

Los “arduos” enfrentamientos quedaron en el terreno de la especulación y, para sorpresa de todos los seguidores del ajedrez, Radjabov aceptó un rápido empate, en solo 12 movimientos. De esta manera, Aronian ganó el primer torneo del circuito Grand Slam y Carlsen, tal vez desanimado, igualó con van Wely. Además, el armenio aumentó en ¡19! puntos su coeficiente y con 2824 quedó a diez del noruego.

La actuación de otros cinco ajedrecistas acaparó varios titulares, aunque por diferentes razones. El italiano Fabiano Caruana continuó su ascendente carrera y finalizó igualado con Radjabov y Carlsen en el segundo puesto; mientras Boris Gelfand, Veselin Topalov y Vugar Gashimov no recordarán con agrado su presencia en la edición 74 del Tata Steel. Ninguno de los tres logró el 50% de los puntos disputados y culminaron entre la décima y duodécima posición.

Publicado en CubAhora

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido