Bruzón pierde el rumbo en Memorial Capablanca 2011

Bruzón comenzó de la peor manera el Memorial Capablanca 2011
Bruzón comenzó de la peor manera el Memorial Capablanca 2011

Lázaro Bruzón comenzó de la peor forma el Memorial Capablanca 2011 pues sufrió una fácil derrota ante el campeón mundial juvenil, el ruso Dmitry Andreikin. La partida se extendió a 48 movimientos; pero, en realidad, el cubano estuvo inferior desde el momento en que el caballo del blanco ocupó la casilla d6 (jugada 25). A partir de ahí, Andreikin se limitó a llevar su rey, sin complicaciones, para acompañar al caballo y poco pudo hacer Bruzón.
No obstante, quizás en el movimiento 44, llevar el peón a f5 podía haber extendido un poco más el duelo; sin embargo, el cubano erró con el fatídico 44…g6.

Los que aspirábamos a ver un poco más de combatividad por parte de Leinier Domínguez de seguro nos marchamos decepcionados, porque en su debut, con piezas blancas, el cubano entabló en apenas 22 movimientos con el vietnamita Le Quang Liem (2687). No es un secreto que Leinier obtiene mejores resultados con blancas, así que fue sorpresivo el empate en menos de dos horas de juego. No obstante, sí me pareció muy bien que el cubano abriera con 1.c4. Esto prueba que ha trabajado en diversificar sus aperturas y de esta manera se convierte en un ajedrecista menos predecible.

Ivanchuk no pudo con Navara y dividió el punto
Ivanchuk no pudo con Navara y dividió el punto

Por último, Vassily Ivanchuk trató, por todos los medios, de no dividir el punto ante el checo David Navara; sin embargo, el final de torres y peones estaba muy igualado, inclusive, el ucraniano tuvo un peón de menos; aunque nunca corrió un serio peligro. Cada partida que no gane representa una pérdida de puntos para Ivanchuk y el quinto jugador del ranking mundial está consciente de esto.

A diferencia de años anteriores, los dos grupos más importantes del Capablanca (Elite y Premier) se juegan en un salón diferente al torneo Abierto; pero me parece que en ese local del hotel Habana-Riviera no están creadas todas las condiciones. Por ejemplo, la posición de las mesas es absurda y en la primera ronda fue imposible observar el desarrollo de la partida de Ivanchuk contra Navara, por la gran separación entre el público y la mesa. Esto se resolvería con tableros murales; pero parece que a nadie se la ha ocurrido poner en práctica esta simple idea.

Descargue las partidas del grupo Elite del Memorial Capablanca aquí

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido