El retorno de Vassily Ivanchuk

Ivanchuk será la gran atracción del Capablanca 2011
Ivanchuk será la gran atracción del Capablanca 2011

Otra vez la gran mayoría de las miradas estarán concentradas en el hombre que ha decidido regresar, por quinta ocasión, a la capital cubana. Sus paseos constantes por el salón de juego de seguro volverán a despertar no pocos comentarios. Ninguno de sus silencios o gestos pasarán inadvertidos; tampoco sus jugadas y los cinco rivales del grupo Elite del Memorial Capablanca saben que tendrán que ser muy cuidadosos, porque una mínima ventaja sería suficiente para el ucraniano Vassily Ivanchuk.

Chuky, como lo conocen en el mundo del ajedrez, llegó a Cuba en 2005. En ese año visitó la tumba, en el cementerio de Colón, de uno de sus ídolos: el campeón mundial José Raúl Capablanca; además, conversó con decenas de niños ucranianos que recibían atención médica en La Habana, por distintos problemas de salud que aparecieron luego del desastre de la central nuclear de Chernóbil.

Después de su exitoso debut en el Memorial Capablanca, muchos se preguntaban si Ivanchuk regresaría. El calendario de torneos de los mejores ajedrecistas del mundo por lo general está muy cargado y ellos optan por aquellos certámenes que ofrezcan mayores dividendos económicos. En La Habana Chuky sabía que su posible ganancia monetaria sería pequeña, en comparación con la que ofrecían otros eventos; no obstante, Ivanchuk retornó en 2006 y luego en 2007.

En sus tres primeras experiencias el ucraniano ganó con comodidad el grupo Elite. Solo perdió una partida y en cada edición aumentó su coeficiente ELO. Chuky parecía estar encantado con la atención que recibía; sin embargo, durante 2008 y 2009 Ivanchuk no incluyó al Capablanca en su calendario competitivo. ¿Razones? Quizás la superstición, algunas dificultades en su preparación o la fecha de celebración del evento influyeron en su decisión. Nunca se supo con certeza el verdadero motivo y los seguidores del ajedrez sintieron la ausencia del hombre ensimismado, introvertido y genial frente al tablero.

Ante la ausencia del ucraniano, el mejor ajedrecista de Latinoamérica, el cubano Leinier Domínguez, ganó las dos versiones; pero en 2010 Chuky quiso volver y nuevamente impuso su amplio dominio; mientras Leinier concluyó en la tercera posición. Muchas cosas han cambiado en los últimos doce meses para los dos principales favoritos al título del Capablanca 2011.
Un año atrás, Ivanchuk jugó con un ELO de 2741 que entonces lo ubicaba en la duodécima posición del ranking mundial. Chuky había atravesado por fuertes crisis en 2009 que casi provocaron su descenso de los 2700; sin embargo, logró recuperarse y en la actualidad muestra un coeficiente de 2776 que lo sitúa en la quinta plaza del listado de la Federación internacional.

Al igual que Ivanchuk, Leinier también mejoró su ELO. El tres veces ganador del Capablanca no lució bien en su última presentación en La Habana. No perdió; sin embargo, solo ganó una partida y esto no complació a los que pedían una mayor combatividad. Luego vino un período de poco juego y en 2011 Leinier ya aseguró un boleto a la Copa Mundial, prevista para agosto, en la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk, porque ganó el torneo zonal 2.3, desarrollado en República Dominicana. Allí la actuación del cubano fue tan buena que agregó 10 unidades a su ELO, por lo que en la más reciente actualización del ranking apareció con un récord personal de 2726 puntos.

Ivanchuk ha triunfado en los otros cuatro Memoriales sin grandes presiones; pero eso pudiera ser diferente este año, porque la nómina del grupo Elite es la más fuerte de todos los tiempos, al menos si tomamos en cuenta el ELO promedio de 2712 que coloca al evento en la altísima categoría XIX.

Detrás de Chuky, Leinier parece ser el de más opciones; aunque el checo David Navara (2701), el cubano Lázaro Bruzón (2693), el ruso Dmitry Andreikin (2687) —actual campeón mundial juvenil— y el vietnamita Quang Liem Le (2687) son rivales peligrosos.

Para Bruzón el Memorial 2011 le brinda la posibilidad de jugar, nuevamente, ante hombres con un alto coeficiente. Las cosas no le han funcionado al tunero en estos certámenes y su imagen no ha sido la mejor. Todo eso pudiera cambiar ahora porque Bruzón llega inspirado, después de su triunfo en el certamen Continental, efectuado en Toluca y aunque todavía no muestra los tan añorados 2700, en realidad, gracias a los puntos obtenidos en territorio mexicano, ya forma parte de ese selecto club de jugadores.
Navara no ha tenido un buen 2011; sin embargo, nadie pone en duda la calidad del checo, de 26 años; mientras los muy jóvenes Andreikin (21 años) y Quang (20) llegan a la capital cubana con muchas ganas de demostrar cuánto ha crecido su nivel de juego.

Durante más de una semana Vassily Ivanchuk volverá a asombrar a los seguidores del ajedrez en Cuba. Un resultado diferente al primer lugar sería considerado un revés. Retornarán sus intranquilos pasos, su mirada perdida, ¿la misma vestimenta todos los días? y con él también regresará la atención del universo ajedrecístico sobre el torneo más importante que se celebra en Latinoamérica.

Publicado en Cubasí

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido