Grandes directores de todos los tiempos en la pelota cubana

Luque, Fuentes, Vélez ¿los mejores de todos los tiempos?
Luque, Fuentes, Vélez ¿los mejores de todos los tiempos?

Algunos gritan constantemente, se mueven todo el tiempo por el banco, ofrecen declaraciones explosivas que ocupan titulares en la prensa. Sus estados de ánimos son perfectamente comprensibles. Ellos se encargan de que todos lo sepan; mientras, otros son más tranquilos, prefieren el silencio y la inmovilidad, aunque en el terreno las cosas vayan mal para su equipo.

Muchos dicen que estos directores “llevan la procesión por dentro” y solo si se interpreta su mirada, tal vez se puedan entender sus sentimientos ante un error, un cuadrangular o un determinado lanzamiento. Su alegría se exterioriza, únicamente, después de concluido un partido con un desenlace favorable.

Varios aprendieron los diversos y complejos trucos de la pelota en un terreno, como peloteros; otros son más “académicos”. En Cuba hemos tenido directores de béisbol con características similares a las antes descritas; aunque, más allá de las lógicas diferencias de caracteres, algo los iguala: la eterna lucha por la victoria en un juego.

Seleccionar al mejor director de la pelota cubana luce como una “misión imposible”, por varias razones: en primer lugar hay que tener en cuenta el contexto histórico en el que se desarrollaron; segundo ¿qué elementos se tendrían en cuenta en esa supuesta elección? ¿La cantidad de victorias? ¿Los títulos?

Ninguna valoración cuantitativa parece complacer a los fanáticos, al tiempo que los análisis cualitativos dejan demasiados espacios a los elementos subjetivos. ¿Qué hacer entonces? Una posible opción es dividir a los directores de acuerdo con las dos grandes etapas del béisbol cubano: la Liga profesional (hasta 1961) y la Serie Nacional (desde 1962 hasta la actualidad).

En la etapa profesional dos nombres destacaron por encima del resto: Miguel Ángel González y Adolfo Luque. Ambos fueron jugadores, uno brillante desde el montículo y el otro no resaltó tanto como receptor; sin embargo, los dos fueron capaces de trasladar a sus equipos las características que los distinguieron como peloteros.

Los desafíos de los Leones del Habana contra los Alacranes de Almendares no solo eran enfrentamientos entre los jugadores, pues desde los bancos, Miguel Ángel y Luque sostenían un duelo de estrategas como quizás nunca más se haya visto en el béisbol nacional.

Por supuesto que no fueron los únicos grandes. No puede quedar fuera León Rojas, director de la selección nacional cubana en las primeras Series Mundiales Amateur, jugadas en el estadio La Tropical; tampoco Napoleón Reyes, Tinti Molina, Tony Castaño, Fermín Guerra, por solo citar a algunos.

Luego de la instauración de las Series Nacionales, probablemente el primer nombre que sobresalga sea el de Ramón Carneado quien ganó cuatro campeonatos consecutivos (1963-1966) con aquellos Industriales que lucían invencibles. A finales de los sesenta apareció un joven, casi un niño, de solo 21 años, Servio Tulio Borges y tomó las riendas de Azucareros.

No pocos aseguraron que no aguantaría la presión; sin embargo, desde el inicio contó con el apoyo de grandes entrenadores como Pedro “Natilla” Jiménez que le ayudaron a madurar rápidamente.

Desde 1969 y por más de una década Borges estuvo al frente de la selección nacional y con ella ganó ocho títulos mundiales de forma sucesiva (1969-1980); además, con Azucareros obtuvo dos coronas.

En la larga lista de directores exitosos tiene que estar José Miguel Pineda, un hombre de un enorme conocimiento y que lamentablemente falleció en 2008. La labor de Pineda fue fundamental para elevar a los equipos pinareños hasta las primeras posiciones en el país.

De Pinar del Río es el director con mayor cantidad de victorias y títulos en la historia: Jorge Fuentes. Sus resultados son impresionantes y nadie se acerca a estos números: dos títulos olímpicos (1992-1996), tres en Mundiales (1988, 1990 y 1994) y cinco en Series Nacionales.

Pedro Chávez fue un pelotero excepcional y como director también brilló. Alcanzó dos campeonato en Cuba, ambos con Industriales, primero en 1973 y luego en 1986, en aquel torneo que terminó de una forma tan espectacular que nadie ha podido olvidarlo: cuadrangular de Agustín Marquetti en el estadio Latinoamericano, en extrainnings, frente a Rogelio García.  Al mando del equipo Cuba, Chávez conquistó los Mundiales de 1984 y 1986.

Otro grande ha sido Higinio Vélez. Su continuo andar por el banco, la impasibilidad en su rostro y la excelente calidad de los equipos que ha dirigido han marcado su carrera. El triunfo inicial con Santiago de Cuba llegó en 1989 y luego tuvo que esperar una década para repetir el éxito con una novena que se ganó, justamente, el epíteto de “la Aplanadora”, pues ganó de forma aplastante tres torneos.

Vélez ha triunfado en múltiples eventos internacionales: Panamericanos, Mundiales, en la Olimpiada de Atenas y también comandó a Cuba en las dos versiones del Clásico Mundial.

Además, es imprescindible incluir en la extensa lista a Pedro Jova, Rey Vicente Anglada y Antonio Pacheco. Ellos fueron estrellas en sus posiciones y cada uno tiene tres títulos con Villa Clara, Industriales y Santiago de Cuba respectivamente.

Después de un rápido vistazo por directores inolvidables ¿quién ha sido el mejor? Tal vez nunca se alcance un consenso. Todos, de alguna manera, han dejado su huella en el béisbol cubano y esto luce como lo más importante.

Publicado en Habana Radio

Miguel

Periodista, profesor univeristario. Bloguero empedernido

7 comentarios sobre “Grandes directores de todos los tiempos en la pelota cubana

  • el 28 junio, 2009 a las 1:13 am
    Permalink

    Apuesto por Pedro ‘Chavez…..como el mejor,,/saludos

  • el 3 julio, 2009 a las 3:33 pm
    Permalink

    Miguel..Sin meternos en el plano politico….Aroldis Chpaman,al equipo cubano y a ese paso, no le va a ganar ni a la doble AA universitarios de los college de USA..por que ahora que Raul esta rectificando y quitando prohibiciones no se le plantea que los jugadores cubanos jueguen en grandes ligas…y puedan regresar a Cuba a representarla como todos los paises del mundo???..Los boxeadores tambien…Jaime Torres agente del pitcher Jose Ariel Contreras dice que Chapman vale mas de 45 millones de dollars…!!!!!…Todo eso se lo pierde Cuba!!!!..No le pueden cortar al ser humano su superacion personal es anithistorico!!….Esto no es politica..difiero mucho del sistema en Cuba …pero quisiera que mejorara el pueblo y el cubano de a pie…y no me importa quien gobierne ni bajo cualquier ideologia…Saludos y disculpa si me fui del tema…pero me duele que Cuba siga perdiendo talentos e interfiriendo en las aspiraciones personales sde los ateltas solo por motivaciones politicas..mis afectos..CA

  • el 3 julio, 2009 a las 9:48 pm
    Permalink

    ..Pero no lei a Sergio Borges???..Por que no esta en la lista??

    • el 8 julio, 2009 a las 7:23 pm
      Permalink

      Saludos, sí, claro que está en la lista. Para mí fue uno de los más grandes, solo que después de la década del setenta, cuando dirigió todos los equipos Cuba y con ellos ganó ocho campeonatos mundiales consecutivos, estuvo “ausente” más de 10 años, hasta que retomó al Cuba en el Mundial de Edmonton, en 1990 y más tarde en la Olimpiada de Sydney cuando la selección nacional cedió en la final ante Ben Sheets y los Estados Unidos por 4 a 0.

  • el 25 julio, 2009 a las 11:58 pm
    Permalink

    MARTIN DIHIGO ES EL MEJOR MANAGER

  • el 23 noviembre, 2010 a las 3:30 pm
    Permalink

    HIGINIO VELEZ ES EL MAYOR CANCER DEL BEISBOL CUBANO

    • el 23 noviembre, 2010 a las 5:49 pm
      Permalink

      Sin dudas el Presidente de la Federación Nacional suscita polémicas, pero su posición al menos la avalan varios títulos nacionales e internacionales. Además, me resisto a creer que toda la responsabilidad por los problemas que atraviesa el béisbol cubano en la actualidad sea de él, saludos y gracias por comentar en mi blog. Bienvenida la polémica

Comentarios cerrados.