El Año de los Jonrones en Grandes Ligas

Nunca antes en la historia de Grandes Ligas se habían conectado tantos jonrones en una temporada. Ni siquiera en la era de los esteroides, cuando cada año cinco o seis jugadores sobrepasaban los 50 vuelacercas, tuvimos un barraje ofensivo tan impresionante. Según Justin Verlander, la “causa de las cosas” está en la utilización de una pelota más viva; aunque este criterio no haya sido apoyado por todos. Lo cierto es que las cifras hablan por sí solas: en 2019 se impusieron varios récords colectivos e individuales en cuadrangulares, reconoce ESPN.

Las 30 franquicias de Grandes Ligas conectaron, en total, 6776 jonrones, 671 más que el récord anterior, que databa de la campaña 2017. Dos equipos sobresalieron: los Mellizos de Minnesota y los Yankees de Nueva York, rivales en uno de los playoff divisionales de la Liga Americana. Los Mellizos lograron el récord, con 307 vuelacercas, uno más que los Yankees. Otros dos equipos dejaron atrás la marca anterior de jonrones, que habían impuesto los Mulos de Manhattan en 2018: los Astros sacaron 288 pelotas de los estadios y los Dodgers 279. En el caso del equipo angelino, esta marca es todavía más impresionante, porque recordemos que en la Liga Nacional no existe la figura del bateador designado, así que los lanzadores entran en la alineación ofensiva.

El Año de los Jonrones queda demostrado en estos otros hechos: 24 equipos conectaron al menos 200 cuadrangulares. Antes de esta temporada, la mayor cantidad de franquicias que había superado las dos centenas en una misma campaña era 17. Además, en las Mayores solo seis equipos habían logrado 250 vuelacercas en una temporada. En esta, siete sobrepasaron esa cifra.

Los Orioles de Baltimore fueron el hazmerreír de la Liga Americana. Sus lanzadores protagonizaron un récord poco agradable: permitieron ¡305 jonrones! Con esto dejaron muy atrás la anterior marca de cuadrangulares recibidos, que era de 258, de los Rojos de Cincinnati. Tal vez el único consuelo de esta franquicia haya sido que los cuerpos de pitcheo de otras tres franquicias también “rompieron” la marca de los Rojos, pues tanto los Rockies, como los Marineros y Angelinos recibieron más de 258 jonrones.

PETE ALONSO, UN AMAZIN´ MET

Cuando Aaron Judge maravilló a todos con sus 52 cuadrangulares en su año de novato, no pocos pensamos que esa cifra podría mantenerse un tiempo en los libros de récords. En realidad, la marca apenas aguantó dos campañas, pues en 2019 un novato menos musculoso que Judge o que el muy publicitado Vladimir Guerrero Jr.,  Pete Alonso, de los Mets de Nueva York, disparó 53 jonrones y lideró a las Mayores.

Los récords individuales de jonrones fueron muchísimos y muy diversos. Jorge Soler terminó como líder de cuadrangulares en la Liga Americana, con 48, la mayor cantidad para un pelotero nacido en Cuba en la más que centenaria historia de las Mayores; además, nunca antes un jugador de los Reales de Kansas City había conquistado la corona de cuadrangulares.

Un total de 273 peloteros conectaron 10 o más vuelacercas; mientras, 129 superaron los 20. Otro récord que cayó fue el de más cuadrangulares en un partido: el 10 de junio los Filis de Filadelfia y los Diamondbacks de Arizona sacaron ¡13 pelotas del estadio!

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *