Bochorno del fútbol cubano en HD

17 goles en contra y ninguno a favor, en tres partidos de la Copa Oro 2019, es un bochorno para cualquier equipo. Si a eso se añade que la plantilla regresará al país con cuatro jugadores menos, entonces aumenta la sensación de zozobra. Mal, muy mal anda el fútbol cubano. No es que nos enteremos de eso ahora, sino que nos damos cuenta que la distancia con el resto (no ya del mundo) del Caribe es tan amplia como la incapacidad de los que deben dirigir los destinos del más universal de los deportes en Cuba.

Quizás los 17 goles y el papelazo transmitido en High Definition (HD) no hayan sido en vano. Me gustaría pensar que después de la peor actuación de todos los tiempos de un equipo cubano de fútbol llegarán las transformaciones esperadas, deseadas, postergadas…y puedo seguir con la lista de participios. Me gustaría pensar que los que deciden (y que sabemos que no están solo en las oficinas de la Federación cubana) también vieron, en HD, la humillación recibida y que, por tanto, dejarán atrás mentalidades de la Zafra de los Diez Millones y cambiarán aquello que deba ser cambiado, es decir, todo.

Tal vez los 17 goles sirvan para destrabar papeles engavetados, con resoluciones jurídicas que permitan lo que hace mucho tiempo debió ocurrir: que un futbolista cubano, sin importar dónde resida o juegue, pueda ser convocado a la selección nacional; tal vez los 17 goles sirvan para llamar la atención sobre la paupérrima condición de los estadios, la desidia para identificar y trabajar con los talentos, las puertas cerradas para que solo un “agente” pueda buscar contratos para los jugadores. Quizás le esté pidiendo demasiado a esos 17 goles inolvidables.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *