Mundo loco: ¿cuánto cuesta un boleto al Súper Bowl LIII?

El Súper Bowl está considerado el evento deportivo de un día más seguido en el mundo. Tan solo en Estados Unidos atrae a una audiencia televisiva superior a las 100 millones de personas, así que las marcas no dudan en abrir en grande su billetera para asegurar que sus spots publicitarios aparezcan al menos 30 segundos en pantalla. Ese frenesí también llega al astronómico precio que han vuelto a alcanzar las entradas para presenciar, en vivo, el juego entre los Carneros de Los Ángeles y los Patriotas de Nueva Inglaterra, en el estadio Mercedes-Benz de Atlanta.

De acuerdo con AS, la NFL no realiza una venta abierta de entradas al público, sino que reparte los tickets de esta manera: cada equipo participante recibe el 17,5%, mientras, la franquicia local (en este caso, los Falcons de Atlanta) se queda con el 4,5%. Los otros 29 equipos de la NFL obtienen 1,2% de esas entradas (34,8% en total). La Liga guarda para sí el 25,2% y el restante 0,5%  suele repartirse entre trabajadores y familiares de ejecutivos.

De acuerdo con AS, todos los agentes que reciben boletos y la liga destinan un porcentaje para NFL On Location, un socio comercial que se encarga de vender paquetes y que está autorizado por Roger Goodell. El boleto más “económico” que ofrece esa compañía ronda los 2,912 dólares, mientras el más costoso alcanza los 12,900 USD. Los de mayor poder económico pueden adquirir por ¡191,400 dólares! una entrada para ver el Súper Bowl desde una suite del estadio.

El proceso es bastante enrevesado, entonces los fanáticos de la NFL que quieren presenciar el Súper Bowl tienen que acudir a los sitios oficiales de reventa. En Estados Unidos las empresas reconocidas por la NFL para realizar esta actividad son TicketMaster, StubHub (su principal rival comercial), VividSeats, TickPick y SeatGeek.

En la reventa es donde las entradas van al infinito y más allá. En el Súper Bowl LII, ganado por las Águilas de Filadelfia, el costo original de un boleto osciló entre los 950 y los 5,000 dólares; sin embargo, la reventa hizo que las entradas alcanzaran un valor entre los mil y los 17,500 USD. Ahora, en Atlanta, los precios han aumentado y el costo por observar el posible sexto título de los Patriotas, lo que los igualaría en la cima de los máximos ganadores de la historia con los Acereros, llega a los 20 mil dólares.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *