Enter Sandman a Cooperstown: ¡Unánime Mariano Rivera!

Exit light, enter night…desde 1999 los acordes del icónico tema de Metallica sonaron en el Yankee Stadium cada vez que el panameño Mariano Rivera salió del bullpen, rumbo al montículo, con el objetivo de preservar la ventaja de los Mulos de Manhattan. Durante 19 años, el cutter de Mo fue imbateable y los 652 juegos salvados en temporada regular, su PCL de 2,21 y WHIP de apenas 1.00, sus cinco anillos de Serie Mundial y 42 salvamentos en playoff nos indican claramente que este pequeño lanzador ha sido el mejor cerrador de todos los tiempos en Grandes Ligas.

Los 425 miembros de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos así también lo creyeron y por eso eligieron, de manera unánime, a Rivera para ser exaltado al Salón de la Fama en Cooperstown. Nunca antes un jugador había recibido el 100% de los votos. El más cercano a la perfección había sido Ken Griffey Jr., con el 99,32%, en 2016. Todavía no me explico quiénes fueron los tres “expertos” que no votaron por el 24.

La Clase de 2019 está integrada por cuatro peloteros. Es la sexta ocasión en la historia y la tercera en los últimos cinco años en que esta cantidad de jugadores es exaltada al llamado Templo de los Inmortales. Junto a Rivera tendrán su placa en Cooperstown Roy Halladay (quien falleció en un accidente aéreo en 2018) con el 85,4% de los votos, el boricua Edgar Martínez (en su último año en las boletas) también llegó a 85,4% y (sorpresivamente para mí) Mike Mussina alcanzó 76,7%.

¿Podrán Barry Bonds y Roger Clemens entrar a Cooperstown? Evidentemente la “percepción” de los miembros de la Asociación ha ido cambiando con el tiempo, porque en esta votación el Cohete impulsado por algunos esteroides llegó a 59,5%; mientras, el hombre con más jonrones en Grandes Ligas, no pocos de ellos ayudados por “algunas” inyecciones, logró el 59,1%. A ambos les quedan solo tres años en la boleta, tiempo suficiente para alcanzar el 75% necesario.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *