NFL Playoff: cuatro equipos y un favorito para el Súper Bowl LIII

Patriotas de Nueva Inglaterra es el equipo más odiado de la NFL y las razones de esta antipatía son comprensibles. Las cámaras espías en los entrenamientos y los ovoides desinflados para impedir mejores pases de un rival no lucen bien en ningún currículo; pero 8 viajes consecutivos al Partido de Campeonato de la Conferencia Americana, ocho participaciones en el Súper Bowl y cinco anillos en menos de veinte años son elementos de muchísimo peso que podrían hacernos olvidar los pecadillos de Bill Belichick y Tom Brady, la mejor dupla de coach y mariscal de campo en la historia de la NFL.

La temporada 2018 fue irregular para los Patriotas. Comenzaron mal, tuvieron una fase intermedia dominante y luego cayeron en partidos consecutivos (entre ellos aquel “milagro” en Miami) que hizo peligrar el descanso en la primera semana de los playoff, porque lo cierto fue que el título de la división Este realmente nunca estuvo en serio peligro. No obstante, los Patriotas aseguraron el segundo lugar de la Conferencia y la posibilidad de jugar en casa el primer partido. En Foxboro, ya sabemos, son imbatibles y esto es demostrable no solo por el récord perfecto 8-0 de esta campaña. Supuestamente los Chargers de Los Ángeles llegaban inspirados a este partido, tras superar a los Cuervos de Baltimore y confiaban en que Philip Rivers aprovechara su última oportunidad de jugar un Súper Bowl. En realidad, no hubo tal inspiración y sí un control absoluto de los Patriotas que arribaron al medio tiempo con ventaja de 35-7.

Brady siempre encuentra nuevas armas a las que lanzar sus pases. En el partido contra los Chargers, el corredor  novato Sony Michael fue indetenible y logró 129 yardas. Ahora los Patriotas viajarán hasta el ruidoso Arrowhead Stadium, donde enfrentarán al mejor equipo del calendario regular, el de la ofensiva más explosiva, el que tiene al casi seguro MVP de la temporada, Patrick Mahomes. Los Jefes de Kansas City son favoritos, pero Brady dice sentirse “Ok” con esta condición de underdog. “Todos creen que apestamos y que no podemos ganar juegos…pero aquí estamos”, dijo TB12.

SANTOS vs. CARNEROS

Al igual que sucedió en la Americana, los dos equipos con mejor récord en la Nacional jugarán el partido por el título de la Conferencia. Los Carneros lograron vencer a los Cowboys, en Los Ángeles, en un desafío en el que los tejanos no pudieron detener el ataque terrestre de C.J. Anderson y Todd Gurley.

Los Santos eran ampliamente favoritos para superar a las Águilas de Filadelfia, pero la magia de los campeones voló sobre Nueva Orleans en un primer cuarto de ensueño, en el que Nick Foles condujo a su ofensiva a dos TD. Poco a poco, los locales pudieron recuperarse y tomaron ventaja; mientras, la defensiva dejó en cero a las Águilas el resto del partido. Los todavía campeones tuvieron una última oportunidad, tras el fallo del gol de campo de Lutz; pero ya no quedaba ningún truco en el sombrero de un equipo desgastado por las lesiones.

Entonces, cuatro equipos continúan soñando con jugar el Súper Bowl LIII, en Atlanta. En la Americana, los Jefes recibirán a los Patriotas, en su primer partido de Campeonato desde 1993. ¿Favorito? Escribiría que los Jefes, por ser locales, tener mejor ofensiva; pero es difícil ir en contra de Nueva Inglaterra, en playoff. ¿Pronóstico? Noveno viaje al Súper Bowl de Brady.

En la Nacional, los Santos y Carneros protagonizaron uno de los partidos más entretenidos de la temporada regular. Ahora volverán a chocar, en Nueva Orleans. Los locales son mis favoritos, no solo para ganar la Conferencia; pero Sean Payton tendrá que ver cómo detener las corridas de Gurley y Anderson.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *