¿Cuándo tengo que renovar mis zapatillas de running?

A veces ocurre que te enamorás de la zapatillas de running, sea por la cantidad de logros que has obtenido o simplemente porque fueron las primeras. La realidad es que no siempre es recomendable que uses las mismas, debido a que los calzados deportivos tienen su tiempo de caducidad. Para más información sobre calzados deportivos podés dirigirte a este sitio.

A continuación vas a poder conocer algunos consejos de especialistas del mundo runner sobre  cuál es el momento de cambiar tus zapatillas running y darle paso a unas nuevas. Es que ellas serán las que que te van a acompañar en nuevos nuevos desafíos, carreras y hasta duelos personales que te hagan salir a quemar el asfalto, de manera sana y consciente.

El paso del tiempo y el uso determinan cuándo cambiar las zapatillas running

Según Karim Pörtzgen, un experto del mundo runner,hay indicadores que te marcan el momento de olvidar tus viejas zapatillas running. Reconocé cuándo es el momento para adquirir unas nuevas.

 El primer indicador tiene que ver con la consistencia y la resistencia de tu zapatilla de running. Es decir, si el calzado todavía conserva la misma calidad que tenía la primera vez que lo empezaste a usar.

“Un modelo en buenas condiciones es consistente, resistente, no permite movimientos laterales y aguanta correctamente el peso del corredor en cada pisada. Mientras que una zapatilla gastada se vuelve flexible y ya no controla eficientemente los movimientos laterales. Además se flexa por el arco plantar, cuando éste debe estar rígido”, afirma el experto.

En ese sentido, señala que este tipo de cuestiones pueden identificarse manipulando las zapatillas running después de un tiempo de haber corrido varias carreras. Por ejemplo, para comprobar su performance podés intentar doblarlas para probar su rigidez.

Otra de las características de tus zapatillas running es la consistencia de la amortiguación. Pörtzgen afirmó que si se puede “hundir la amortiguación apretándola con un dedo, es señal de que un cambio es necesario”.

“No todas las zapatillas son iguales, ya que dependiendo del tipo de amortiguación que use cada marca y del tipo de zapatilla (de entrenamiento, mixta o de competición), la duración del rendimiento de la amortiguación varía”, precisó.

Otro de los puntos que hay que tener en cuenta para determinar si es el momento de comenzar a usar unas nuevas zapatillas running es contabilizar la cantidad de kilómetros que ya recorrieron.

En ese sentido, lo sugerible es que cambies tus zapatillas cuando apenas hayas alcanzado los los 1200 km de entrenamiento. No obstante, es aconsejable que apliques el mismo criterio en el caso haber superado los 600 km con una zapatilla de running de tipo mixta o los 300 km con las que usas nada más para las competencias.

Prestá atención a las suelas de las zapatillas running


Después de un tiempo, las zapatillas running suelen presentar un deterioro en sus suelas, punto que constituye otro de los motivos por los cuales es alternar tus zapatillas running. Aunque si el calzado presenta una buena amortiguación y estabilidad podés exigir un poco más. Pero no te fíes, al tiempo las vas  a tener que cambiar.

Lo cierto es que muchos amantes del atletismo recomiendan que el cambio de tus zapatillas running tenés que hacerlo de manera obligatoria. A largo plazo, eso puede ser motivo de que sufras una lesión.

Consejos brindados por los médicos para que cambies tus zapatillas running

Con el correr del tiempo vas a ir acumulando kilómetros y el desgaste de las zapatillas running puede ser factor del descenso de tu rendimiento, aunque esas señales también te las  puede llegar a dar el propio cuerpo.

Según lo aconsejado por distintos podólogos, las señales para que cambies tus zapatillas de running aparecen luego de usarlas un tiempo determinado.  En ese transcurso es muy probable que es que comiences a sentir diferentes tipos de dolores o molestias como sobrecargas al momento de pisar o si ese inconveniente cada vez es más fuerte.

 Otros factores tienen que ver con las sensaciones de incomodidad a la hora que emprendés tu entrenamiento diario, donde te das cuenta de que puedes llegar a caminar más de lo que corres para reducir la exigencia. Seguís sintiendo falta de comodidad al pisar y el dolor muscular se vuelve un crecimiento progresivo.

Vas a poder darte cuenta de que es muy probable que tengas que despedirte de tus actuales y gastadas zapatillas de running cuando sientas que, variando la superficie en la que corre, el impacto en tu rodilla ya no es el mismo que un tiempo atrás y tu articulación se comienza a verse afectada.

En ese sentido, los profesionales de la salud como traumatólogos o deportólogos suelen aconsejar a los deportistas que se encuentren atentos a los mensajes que el cuerpo emana. El cuidado del cuerpo es fundamental para tu vida y, sobre todo, para que puedas realizar todas las cosas que proyectaste.

Después de haber leído esta serie de recomendaciones del mundo runner, ya estás en condiciones de salir a correr de un mejor modo.Esperamos que prestes mayor atención al uso que le das a tus zapatillas y saber cuándo es necesario que te despidas de ellas para darle paso a unas nuevas.

 

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido