Serie Mundial: Dodgers vs. Red Sox se reencuentran un siglo después

Dodgers y Rex Sox son dos de las franquicias más exitosas y mediáticas en Grandes Ligas. Ambas tienen una larga historia; sin embargo, solo se han enfrentado en una ocasión en la Serie Mundial, más de un siglo atrás, en 1916, cuando los Dodgers jugaban en Brooklyn y ni soñaban con moverse a Hollywood; mientras, Boston, con Babe Ruth como su gran estrella desde el montículo, ni siquiera jugó en el Fenway Park, inaugurado en 1912, sino que prefirió efectuar los desafíos en el Braves Field, ya que ese estadio podía acoger más personas. Los Red Sox ganaron aquel Clásico de Otoño, 4-1 y, de seguro, ahora es muy probable que no pocos coincidan en señalar a Boston como el gran favorito para la Serie Mundial 2018.

El duelo promete ser muy reñido y es realmente muy difícil que haya una barrida o que la serie solo llegue al quinto desafío. Boston ganó 108 partidos en la temporada regular (un récord para la franquicia) y luego dejó en el camino a dos equipos que también llegaron al centenar de triunfos: Yankees y Astros; mientras, los Dodgers vinieron de atrás para ganar la división en un partido extra y, después, vencieron a los Bravos de Atlanta y Cerveceros de Milwaukee, en siete juegos, donde hubo de todo un poco.

Aunque no se hayan enfrentado en muchas ocasiones (Clayton Kershaw nunca ha lanzado en el Fenway Park y la única victoria de Dodgers en ese estadio ocurrió en 2004), entre estos equipos existe rivalidad y varios puntos coincidentes:

– Alex Cora jugó con los Dodgers y Dave Roberts fue campeón con los Red Sox, en 2004. La Red Sox Nation de seguro recuerda con agrado a Roberts quien robó una base importante, ante Mariano Rivera, en la inolvidable final de la Liga Americana, en 2004.

– Red Sox es el equipo con mayor nómina en Grandes Ligas y buscará su cuarto título en 15 temporadas. Puede considerarse, hasta el momento, la mejor franquicia del siglo XXI. Después de 19 años de ausencia, los Dodgers regresaron en 2017 a la Serie Mundial, pero perdieron en siete desafíos ante los Astros de Houston. Su última corona llegó 20 años atrás, cuando el equipo, dirigido por Tom Lasorda y con Orel Hershiser como estrella y Kirk Gibson de héroe, venció a los Atléticos de Oakland, en cinco partidos. ¿Podrá ahora este equipo, con la tercera mayor nómina en MLB, vencer a Boston? Parece difícil.

– El batazo y festejo de “Caballo Loco” Yasiel Puig de seguro lo convirtió en el villano número 2 para los fanáticos de Milwaukee. El primer puesto en esa nada agradable lista pertenece a Manny Machado, quien también es cordialmente odiado en Fenway Park. Recordemos que cuando jugaba con los Orioles, Machado realizó un fuerte deslizamiento que lesionó a Dustin Pedroia. Después, Chris Sale le lanzó un “balazo” a más de 95 millas, con toda intención de golpear al “sucio jugador”, como lo llamó Christian Yelich. Cada vez que llegue a la caja de bateo, el torpedero de los Dodgers escuchará cómo se sienten los fanáticos de los Red Sox.

– Red Sox y Dodgers protagonizaron el partido de béisbol con mayor cantidad de espectadores en la historia. En 2008, en el Coliseo, 115 300 personas presenciaron un partido de exhibición, que conmemoró en aquel entonces el 50 aniversario de la llegada de la franquicia a Los Ángeles.

– Desde que comenzaron los partidos interligas, en 1997, Red Sox ha ganado 8 de los 15 enfrentamientos ante los Dodgers. Nada de eso importará ahora.

– Varias estrellas han jugado para los dos equipos, entre ellos Nomar Garciaparra, Adrián Beltré y Rickey Henderson. Seis años atrás, los Red Sox hicieron un mega cambio con los Dodgers, a los que enviaron a Adrián González, Carl Crawford y Josh Beckett. Solo el mexicano sobresalió en Los Ángeles, pues los otros dos, que llegaron con la etiqueta de estrellas, poco pudieron hacer.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *