Olimpiada de ajedrez en Batumi: Cuba, casi perfecta en día de sorpresas (I)

Las dos selecciones cubanas que intervienen en la 43 edición de la Olimpiada de ajedrez, en Batumi, Georgia, comenzaron bien, al superar a equipos muy inferiores: las mujeres barrieron a Irak; mientras, los hombres estuvieron cerca de hacer lo mismo, contra Chipre, pero, en el cuarto tablero, el debutante GM Yasser Quesada entabló ante un rival con 500 puntos menos de coeficiente ELO.

Resultados de Cuba en el torneo Abierto:

Yusnel Bacallao (2588) 1-0 Konstantinos Michaelides (2209)
Isán Ortiz (2527) 1-0 Pavlos Constantinou (2114)
Omar Almeida (2540) 1-0 Pamikos Sarra (2062)
Yasser Quesada (2523) Tablas Ioannnis Damianov (2008)

En la segunda ronda, los cubanos chocarán contra Mongolia, un rival que tampoco debe ser complicado. La primera fecha tuvo algunas sorpresas, por ejemplo, el revés del chino Li Chao, en el cuarto tablero, frente al marroquí Mohamed-Mehdi Aithmidou; los azeríes cedieron media unidad ante el equipo IPCA y lo mismo sucedió con la India ante El Salvador y Ucrania versus Zambia.

DAMAS PERFECTAS

La selección femenina cubana no tuvo problemas para barrer a Irak. El entrenador principal, Aramís Álvarez, decidió darle descanso en la primera ronda a su mejor jugadora, la MI Lisandra Ordaz; pero las otras cuatro integrantes del equipo estuvieron muy bien.

Resultados de Cuba en el torneo femenino:

Yaniet Marrero (2281)  1-0 Sali Abbas Abdulzahra (1848)
Maritza Arribas (2243) 1-0 Yamama Asif Al-Fayyadh (1604)
Lisandra Llaudy (2294) 1-0 Zinab Asif Al-Fayyadh (1705)
Yerisbel Miranda (2239) 1-0  Jamal Mohamemed Saba (1515)

En la segunda ronda, las cubanas enfrentarán a las portuguesas. Al igual que en la sección abierta, hubo pocas sorpresas en el torneo femenino. Sin dudas lo más sobresaliente fue que la costarricense María Elena Rodríguez (1943) entabló nada menos que en el primer tablero contra la rusa Alexandra Goraychkina (2535).

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *