Sueños materiales de los ciudadanos, los vehículos
Sueños materiales de los ciudadanos, los vehículos avatar

Tener un buen coche es el segundo deseo material de las familias en los llamados países avanzados, solo por detrás de la vivienda. Aunque es un bien que se consigue mucho antes que un inmueble en propiedad, la decisión de la marca del vehículo o del lugar donde se realizará la compra son los mayores dilemas que se presentan ante el consumidor.

Las formas tradicionales, la compra en un concesionario o a un particular, son las más recurrentes, pero existen otras y si se conocieran, muchos compradores se decantarían por estas alternativas de compra de vehículos.

Uno de estos tipos diferentes de conseguir un vehículo es importarlo de Alemania. Una forma económica de conseguir automóviles alemanes en buen estado es comprar un Mercedes Benz de segunda en Alemania a través de este enlace, que redirige a la web especializada en Alemania, alemaniando.com.

Y es que son muchas las ventajas de comprar un vehículo de ocasión en el país germano. Entre ellas las excelentes condiciones de mantenimiento que los alemanes realizan en sus vehículos, así como que estos no son en ningún caso demasiado viejos, pues por costumbre suelen cambiar de coche cada cinco años, lo que a su vez proporciona un parque de vehículos de segunda mano muy grande, con la consiguiente disminución en sus precios.

Una moto y customizarla

Tener una moto también ocupa las primeras posiciones de los deseos y sueños de muchos ciudadanos a nivel global. La moto significa para muchos una herramienta para alcanzar la libertad, un instrumento de independencia que procura aventura y placer por igual, todo aquel que la tiene quiere, además, darle carácter, añadirle personalidad, por eso no es raro que las motos tengan nombre y exista un mercado muy activo de accesorios para motos y moteros.

Los moteros suelen ser mucho más fetichistas que los conductores de coches. Para la mayoría de ellos es vital realizar algún cambio sustancial en sus máquinas para diferenciarlas del resto de motos del mismo modelo, ya sea con un escape moto con un diseño atractivo, como los escapes Arrow o los escapes Mivv, el manillar, las rueda, el baúl trasero, los faros y, en definitiva, con cada una de las partes que conforman una moto más sus elementos auxiliares.

Customizar una moto se refiere a la personalización de este vehículo a partir de su fabricación en serie, de forma automatizada y absolutamente impersonal. Una customización supone, por tanto, realizar los cambios necesarios para que adquiera las dimensiones estéticas al gusto de su propietario.

Las custom tienen su origen en la modificación, por parte de sus propietarios, de motocicletas como las Harley Davison y las Indian, pero actualmente prácticamente la totalidad de marcas y fabricantes cuentan con su propia gama de productos y accesorios que permiten modificar al gusto del dueño su moto.

El extremo en este sentido viene de la mano de toda una industria de fabricantes que permiten crear motos y diseños a partir de cero, customizando la motocicleta a partir de diseños creados por los propios propietarios.

La seguridad de nuestros vehículos

Ya sea porque hemos invertido una buena cantidad de dinero en comprar y customizar una moto, porque hemos comprado un vehículo de alta gama de segunda mano en Alemania a buen precio o simplemente porque tememos que roben, golpeen o arañen nuestro vehículo familiar, la seguridad de nuestros vehículos es un factor importante para poder conciliar el sueño cada noche.

Para protegerlos existen multitud de sistemas, los más efectivos para evitar su robo son los cortacorrientes y los inmovilizadores, pero estos no evitan de ningún modo que puedan ser dañados, golpeados o arañados, sobre todo si descansan en exteriores y no en garajes particulares, ya que los públicos tampoco resultan ser demasiado seguros en este sentido.

Las camaras de vigilancia exterior si son útiles para atrapar a aquella persona que, intencionadamente o por error, haya producido algún defecto en nuestro vehículo. Con las imágenes grabadas podremos forzarlo a pagarlo o a ganar un juicio si llegara el caso.

Para vigilar nuestros vehículos las cámaras de vigilancia inalámbricas son los instrumentos más útiles, pues podremos ocultarlas en lugares inaccesibles y que graben durante todo el tiempo necesario, ya que la variedad de modelos de estas cámaras de vigilancias sin cable permiten grabaciones de hasta seis meses ininterrumpidamente.

Así mismo, las encontramos con calidades excepcionales y con la posibilidad de grabar de noche con luz de leds azules totalmente invisibles al ojo humano, grabando cada vez que se realice algún movimiento y corte este haz lumínico. También pueden realizar grabaciones de hasta 20 metros de distancia con total nitidez.

El gusto por lo clásico

Los amantes de la automoción, coches y motos disfrutan con la contemplación de modernos diseños y los más revolucionarios motores, pero también del recuerdo del coche clásico, de aquellos utilitarios que recorrieron nuestras calles hace apenas tres décadas, como el seat fura crono y el seat 127 que ya forman parte del pasado automovilístico nacional, pero que los recordamos con cariño y forman parte de esos modelos clásicos de toda la vida.

Pero, ¿qué se necesita para que un vehículo dé el paso y se convierta en clásico? Pues esta pregunta tiene una fácil respuesta, ya que no depende de la decisión de un propietario en particular, sino que están sujetas a regulaciones debidamente definidas.

Para conseguir el título de vehículo clásico debe superar una cantidad de años de antigüedad; a los 10 años es catalogado de viejo, más de 20 se considera antiguo y debe alcanzar la frontera de los 30 años para entrar a formar parte de los clásicos, concretamente tener 25 años cumplidos desde su fecha de producción, por lo que los coches mencionados son considerados clásicos de pleno derecho.

Por otra parte, también se incluyen como modelos clásicos si pertenecen al Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, al haber sido declarados como de interés cultural, pero también si han sido propiedad de alguna persona célebre o también si han sido partícipes de algún acontecimiento histórico de relevancia.

Otras formas de obtener el título acreditativo de vehículo clásico dependerán de su singularidad, es decir, si se trata de un vehículo de colección, porque haya pocos modelos iguales o tenga una particularidad que lo haga exclusivo.

Miguel

Periodista, profesor universitario, Doctor en Ciencias de la Comunicación Social. Bloguero empedernido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *